Niña jugando en una guardería

Publicidad

Agresión sexual

Detienen a un cuidador de una guardería de Reino Unido por "agresión sexual grave"

La policía se ha puesto en contacto con más de 100 familias cuyos hijos han acudido a la guardería al creer que hay alrededor de una docena de niños que se han podido ver afectados.

En resumen

  • La policía cree que hay al menos 12 niños víctimas de agresiones sexuales
  • El trabajador ha sido puesto en libertad bajo fianza

Un trabajador de una guardería de Devon (Reino Unido) ha sido detenido por agresión sexual. La policía se ha puesto en contacto con más de 100 familias cuyos hijos asistieron al centro 'Jack y Jill', en Torquay, al creer que hay alrededor de una docena de niños que se han podido ver afectados.

Según publica 'The Independent', la policía de Devon y Cornwall recibió una denuncia de agresión sexual el 29 de julio y, desde entonces, habría identificado a varios niños como "posibles víctimas de delitos de contacto".

El inspector James Stock ha informado de que los oficiales han revisado más de 250 horas de imágenes de la guardería. "Como resultado de las consultas de las cámaras de seguridad, varios niños de dos años o más han sido identificados como posibles víctimas de delitos de contacto", señala.

"El contacto parece estar limitado dentro del entorno de la guardería y no creemos que ningún otro miembro del personal tenga conocimiento de estos asuntos. Parece que el individuo ha actuado en solitario, y los delitos no implican la toma o distribución de imágenes", ha explicado el agente.

La policía ha asegurado que todos los padres y tutores cuyos hijos han asistido a la guardería 'Jack y Jill' en el período investigado ya habían sido contactados. Especialistas en protección pública y servicios sociales han visitado los hogares de niños que pueden ser víctimas y están recibiendo apoyo.

El sospechoso ha sido puesto en libertad bajo fianza hasta finales de este mes con la prohibición de acercarse al área alrededor de la guardería. "Puedo asegurar que la persona en cuestión fue retirada inmediatamente del entorno y se le dieron condiciones estrictas de libertad bajo fianza como parte de su liberación", ha señalado el inspector.

La policía, el consejo local, el Servicio Nacional de Salud británico (NHS) y el ministerio de Educación (Ofsted) están involucrados en la investigación en curso, que incluye preocupaciones más amplias sobre la protección en la guardería. Ofsted ha suspendido la licencia de la guardería.

Publicidad