Clase con pupitres

Publicidad

Estados Unidos

Detienen con ayuda de TikTok a los dueños de un internado por abusar y maltratar a sus alumnas

Los dueños del internado Circle of Hope, en Estados Unidos, han sido detenidos por abusar y maltratar a sus alumnas desde el año 2017 hasta el año 2020, cuando cerraron tras volverse viral la situación en TikTok.

Los dueños del internado Circle of Hope, en Estados Unidos, han sido detenidos y acusados de varios delitos. Entre ellos destaca el delito de abuso sexual, físico y psicológico a los alumnos que eran internos en el centro.

El internado se encuentra cerrado desde el pasado mes de agosto de 2020, cuando recibieron una multitud de denuncias en las que se acusaba al matrimonio de maltrato a los niños.

Meses después, la Policía ha conseguido recabar todas las pruebas necesarias para detener a Boyd Householder y a su mujer Stephanie; los dueños del centro. Los abusos sucedieron entre el año 2017 y 2020, según la cadena de televisión 'NBC News'. Hasta el momento se han descubierto un total de 16 víctimas.

Denunció a sus padres

La hija del matrimonio, Amanda Householder, descubrió los avisos y maltratos en marzo de 2020. Es cuando decidió denunciar a sus padres. Tras la denuncia, los agentes le indicaron que no podían hacer nada al respecto para cerrar el internado, ya que las pruebas no eran suficientes.

Amanda Householder decidió buscar en TikTok a otras alumnas que hubiesen sufrido estos abusos para conseguir su testimonio y poder denunciar a sus padres. Ella misma contó en esta red social las sucesos que observó durante su adolescencia en el internado Circle of Hope.

Estos vídeos provocaron que otras exalumnas se pusieran en contacto con Amanda para contar sus experiencias. En ese momento, el matrimonio decidió vender el internado, ya que los vídeos se convirtieron en virales.

Boyd y Stephanie Householder han negado las acusaciones ante el juez. Además, aseguran que los testimonios provienen de "chicas sin credibilidad". A pesar de ello, el fiscal ha calificado el suceso como "uno de los mayores casos de abuso sexual, físico y mental contra niñas y mujeres jóvenes" en la historia de Misuri, lugar donde se encontraba el internado.

Publicidad