Parricidio

Detenidos los padres de una bebé de 15 meses por asesinarla y almacenar su cadáver en un tarro

Los padres escondieron los restos del bebé en un frasco, las autoridades creen que llevaba tres años allí dentro.

Tarro de manteca de cacahuete

Tarro de manteca de cacahuete Agencias

Publicidad

Los padres de una bebé de 15 meses han sido detenidos después de que los agentes de Policía de Pocheon, una ciudad de Corea del Sur, encontraran el cadáver de la menor en un frasco de kimchi, un plato típico coreano.

Según revela el medio 'Daily Star', la bebé murió cuando su padre, de 29 años, estaba en prisión. Los investigadores creen que ambos escondieron el cuerpo en el techo de la casa de sus padres en un frasco.

Las sospechas comenzaron cuando los agentes sociales descubrieron que la menor no había sido escolarizada. Los agentes comenzaron a tirar del hilo y se enteraron de que no constaba ningún control médico de la pequeña.

Los agentes detuvieron a su madre por violación de las leyes de bienestar infantil. En un primer momento negó que su hija de 15 meses realmente hubiera muerto y dijo que la habían abandonado en la calle. Posteriormente acabó reconociendo los hechos. Los padres, si son declarados culpables, pueden enfrentarse a una pena de prisión de hasta 5 años.

Condenados a más de 50 años unos padres por asesinar a sus 2 bebés

Este viernes se ha conocido que dos padres de Albacete han sido condenados 50 años de prisión por asesinar a sus dos hijos. En concreto, la madre ha recibido una condena de 45 años de prisión por los delitos de asesinato, 17 años y medio por cinco delitos de lesiones y más de tres años y medio por los dos delitos de maltrato habitual. Por su parte, el padre ha recibido 40 años de cárcel por los dos delitos de asesinato, diez años más por los cinco de lesiones y tres años y medio por los delitos de maltrato habitual.

Ambos golpearon a su primer hijo la cabeza contra una superficie dura no determinada, de forma violenta. Le causó un grave traumatismo craneoenfálico por el que acabó falleciendo en el Hospital de Albacete, al que fue derivado desde el de Almansa, en enero de 2018.

Publicidad