Desaparición Cleo Smith

Detenido un hombre de 36 años como sospechoso del secuestro Cleo, la niña australiana desparecida durante 18 días

La pequeña fue encontrada, en buen estado, en una casa ubicada a 70 km del camping en el que se le perdió la pista. La búsqueda de Cleo Smith se había convertido en una cuestión de estado.

Publicidad

La policía ha detenido a un hombre de 36 años como principal sospechoso del secuestro de la pequeña Cleo Smith, la niña australiana de 4 años que estuvo desaparecida durante 18 días y cuya búsqueda tuvo en vilo a todo el país, por lo que el caso recordaba al de Madeleine McCann.

La niña fue encontrada, en aparente buen estado, en una casa situada a 70 km del camping en el que se le perdió la pista. Según ha explicado la policía de Australia, Cleo juega y parece comportarse con naturalidad.

Posibles secuelas psicológicas

Las autoridades han indicado en una rueda de prensa que durante la revisión médica a la menor no se encontraron daños físicos, mientras un equipo de especialistas hablarán con la pequeña en el momento adecuado para evaluar los aspectos psicológicos.

"Fue realmente conmovedor verla interactuar y jugar en el patio trasero y simplemente ser ella misma y estar cerca de sus padres", ha declarado el oficial Cameron Blaine, quien participó la noche del miércoles en el operativo de rescate y que encontró a la niña "despierta y jugando" en la casa donde se encontraba retenida.

El principal sospechoso

Las autoridades continúan interrogando al sospechoso, quien fue llevado a un hospital para ser tratado de unas heridas leves, y se espera que este mismo jueves se presenten cargos formales en su contra frente a un tribunal.

Los oficiales, que aún no han identificado públicamente al detenido, señalan que este responde a las preguntas durante el interrogatorio, pero no han desvelado más detalles sobre el caso.

El subcomisionado de la Policía de Australia Occidental, Col Blanch, ha dicho en declaraciones a la emisora 2GB que el sospechoso muestra "en buen estado mental" y la investigación apunta a que "actuó solo".

En el momento de su desaparición, Cleo Smith se encontraban dentro de una tienda de campaña en el camping Blowholes, a unos 875 kilómetros al norte de Perth, junto a su madre y su padrastro, Jake Gliddon.

Publicidad