Un hombre de origen británico ha sido detenido en Benidorm (Alicante) tras huir de su país. Sobre él recaída una Orden Europea de Detención y Entrega por abusar, presuntamente, de sus dos hijastros de 13 y 14 años. Según las autoridades británicas, el fugitivo abusaba de los menores de forma regular realizándoles tocamientos sexuales. El hombre habría cambiado en varias ocasiones de aspecto para no ser reconocido.

Agentes especializados en la localización de fugitivos dieron con él en la costa alicantina y la operación ha contado con la colaboración de la National Crime Agency (NCA).

En Reino Unido se le imputan diez delitos contra la libertad sexual.