Un hombre de Malasia ha sido detenido en el aeropuerto de Mumbai (India) después de que la Policía encontrase en el interior de su maleta un embrión humano vivo congelado. Se cree que Partiban Durai llevaba el feto en un recipiente lleno de nitrógeno para usarlo en una clínica de especializada en fecundación in vitro, Indo Nippon IVF.

Partiban Durai está acusado de hacer 10 viajes de este tipo a la clínica de fertilidad en 18 meses, según ha informado el diario Times of India. Goral Gandhi, jefe de la clínica Indo Nippon, ha negado que el embrión estuviera destinado para su uso allí pero los abogados del gobierno de la India afirmaron que tenían mensajes de texto que demostraban a la clínica era el destinatario.

La policía también ha descubierto que el detenido trabajaba para 'Heart to Art', una agencia de subrogación con sede en Malasia que "actúa como agente intermediario para enviar embriones a la India", ha explicado un portavoz policial.