en Michigan

en Michigan

Despiden a una mujer por quedarse al cuidado de su hijo en el hospital

La madre solicitó a su jefe unos días libres después de que su hijo ingresase en el hospital, donde tuvo que ser conectado a soporte vital debido a las complicaciones derivadas de una infección bacteriana. La respuesta de su superior fue: "No es así como hacemos las cosas, así que me lo tomaré como que estás renunciando".

La madre junto a su hijo en el hospital
La madre junto a su hijo en el hospital | GoFundMe

Una madre de Michigan casi pierde su trabajo después de comunicar a su jefe que no iría al trabajo porque estaba en el hospital cuidando a su hijo enfermo. Cuando Crystal Reynolds Fisher llevó a su hijo Jason de 18 años al Hospital Oaklawn, en Michigan, con 40 grados de fiebre, el trabajo no era su principal prioridad.

Mientras sufría de ataques de pánico por el empeoramiento del estado de su hijo, la hija de Crystal llamó al jefe de su madre en PS Food Mart para explicarle la situación. En vez de ser comprensivo, la madre escuchó a su jefe decirle a su hija por teléfono: "Esta no es la forma en que manejamos las cosas, tu madre debe ser la que me llame".

La situación se intensificó aún más cuando Crystal envió un mensaje de texto a su jefe para solicitar un tiempo libre adicional después de que Jason fuese trasladado a la Universidad de Michigan, donde se le dio soporte vital debido a las complicaciones derivadas de una infección bacteriana.

En el intercambio de mensajes, la madre informó a su jefe de que Jason todavía estaba conectado a soporte vital y le haría saber cuándo comenzase a mejorar para poder "volver al trabajo". Según recoge The Independent, su jefe respondió: "No es así como hacemos las cosas, así que me lo tomaré como que estás renunciando".

Impresionada y confundida por la respuesta, la madre preguntó si la despedían, momento en el que su jefe declaró: "Si no puedes venir a trabajar, estás abandonando". Ante la indignación, Crystal decidió compartir los mensajes en su cuenta de Facebook.

Además de captar la atención de miles de personas, que compartieron la indignación de Crystal y expresaron sus buenos deseos para la pronta recuperación de su hijo. Los mensajes también llegaron a las oficinas corporativas de Folk Oil Company, los propietarios de PS Food Mart.

Afortunadamente, la compañía se ha puesto del lado de Fisher y le aseguró que podía tomar todo el tiempo que necesitara. También le informaron que su jefe ha sido despedido por el incidente. En un comunicado publicado en Facebook, PS Food Mart y Folk Oil Company declararon que estaban "de acuerdo total" en que esto no era aceptable y encontraron que la situación "se manejó de manera incorrecta y sin la compasión que valoramos como compañía".

antena3.com | Madrid | 09/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.