Un deslizamiento de tierras ha dejado un hotel colgando de un acantilado en Chile. Las olas de más de 5 metros socavaron la estructura del inmueble, construido en la orilla del mar, y parte de él cedió.

Los equipos de emergencia y los dueños del establecimiento consiguieron sacar parte de los enseres ante el peligro de colapso de la estructura.