Las líneas de Nazca son una de las grandes atracciones turísticas de Perú. Sus misterios provocan que los expertos quieran descubrir la razón de estos jeroglíficos, que pueden llegar a medir hasta 275 metros de largo.

La cultura nazca surgió entre los años 700 y 200 antes de Cristo. Una de sus grandes aportaciones en la cultura mundial son los dibujos que realizaron en superficies terrestres que se extienden a más de 500 kilómetros cuadrados. Pero, a día de hoy, los investigadores continúan sin conocer el verdadero sentido.

Expertos japoneses han conseguido un importante avance al catalogar 16 de sus imágenes que no estaban bien posicionadas. Hasta ahora, no se sabía con claridad lo que era.

Gracias a la tecnología, se logró estudiar en profundidad los dibujos. El análisis indica que las formas terrestres se corresponden a aves, pero a su vez, ha generado un nuevo misterio.

Estas ilustraciones, según explica una de las integrantes en el estudio, no se corresponden con ninguna ave autóctona de Perú. Ahí surge el nuevo misterio, saber cómo la cultura Nazca pudo ilustrar una serie de aves que no habitaban en su tierras.