La mascarilla de Livinguard

Publicidad

Coronavirus

Desarrollan unas mascarillas capaces de acabar con el coronavirus

Una empresa suiza ha creado la mascarilla definitiva para acabar con el coronavirus, capaz de destruir con éxito el 99,9% del SARS-CoV-2.

En resumen

  • La mascarilla se puede reutilizar durante seis meses
  • Consta de tres capas que brindan cinco niveles de protección

Cada vez hay más necesidad de encontrar una solución inmediata al coronavirus, ya sea a través de una vacuna o de un tratamiento específico para combatirlo. La empresa suiza de higiene Livinguard ha lanzado su propio proyecto para acabar con el virus: una 'súper' mascarilla.

Tras realizar más de 65.000 experimentos y presentar más de 100 patentes, la empresa ha creado una mascarilla facial que puede 'desactivar' directamente bacterias y virus, incluido el 99,9 por ciento del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Si bien la mayoría de las máscaras disponibles en el mercado son de naturaleza preventiva, las de Livinguard son protectoras y evitan la propagación de bacterias y virus. El proyecto ha estado liderado por Sanjeev Swamy, fundador, inventor y CEO de Livinguard Technologies.

Investigadores de la Universidad Libre de Berlín en el Instituto de Higiene Animal y Salud Ambiental han podido demostrar que los textiles tratados con tecnología Livinguard pueden reducir cantidades muy altas de partículas de SARS-CoV-2 en más del 99.9 por ciento en unas pocas horas.

"Los textiles en estas mascarillas pueden desactivar constantemente los virus exhalados y pueden hacer que el manejo de las mismas sea aún más seguro en general", dice el profesor Uwe Rösler.

El CEO de Livinguard Technologies ha explicado que "la Organización Mundial de la Salud estima que se necesitarán 89 millones de mascarillas quirúrgicas cada mes durante la pandemia", por lo que su misión ha sido "proporcionar higiene adecuada para el mundo moderno". "Las características únicas de las máscaras Livinguard proporcionarán a los usuarios un nivel de seguridad sin precedentes", ha asegurado.

¿Cómo funciona la mascarilla?

Cuando los virus entran en contacto con la tela, la célula microbiana que está cargada negativamente se destruye, lo que conduce a la destrucción permanente del microorganismo. A diferencia de las soluciones basadas en metales pesados, como plata, zinc y cobre, se ha descubierto que esta nueva tecnología es segura tanto para la piel como para los pulmones.

Según se explica en la página web, la mascarilla consta de tres capas que brindan cinco niveles de protección. Además, la tecnología Livinguard destruye continuamente y permite a los usuarios reutilizar la máscara durante seis meses, hasta 210 veces sin comprometer la seguridad o la eficacia.

Publicidad