Crisis migratoria

Desalojado un centro de refugiados en la frontera con Polonia por un caso de Covid-19

Las fuerzas de seguridad de Bielorrusia han tomado esta determinación después de que uno de los últimos migrantes llegados a este lugar próximo a las fronteras polacas diese positivo por Covid-19

Publicidad

Las fuerzas de seguridad de Bielorrusia han desalojado un campo de refugiados cerca de la frontera con Polonia. Un nuevo movimiento producido este viernes y que ha obligado a los migrantes allí ubicados a trasladarse a un centro de detención próximo.

El motivo para este traslado no ha sido otro sino un caso de coronavirus procedente de uno de los últimos llegados al lugar que ha obligado a las autoridades a tomar decisiones. La primera ha sido establecer un centro de campaña para vacunarlos. La segunda, trasladar a los presentes.

Y es que, debido a las bajas temperaturas, preocupa especialmente el gran número de personas migrantes que se encuentran buscando refugio en la zona. Por eso las autoridades han decidido habilitar la segunda planta de un centro de detención.

Mientras tanto, la tensión entre el gobierno polaco y el comunitario contra el bielorruso de Alexander Lukashenko aumenta. Es más, los organismos europeos mantienen las acusaciones contra el de Bielorrusia de trasladar deliberadamente a cientos de personas desde zonas de conflicto a la frontera para ejercer presión sobre el bloque.

Nueva táctica para cruzar la frontera

Tanto es así que las autoridades polacas están convencidas de que los migrantes han cambiado su táctica a la hora de cruzar la frontera del país de grupos más grandes a más pequeños.

Así lo ha sostenido el ministro de Defensa, Mariusz Baszczak, que ha indicado en una entrevista con la cadena Polsat que están tratando de atravesar la zona "en grupos de hasta diez personas" y que en las últimas 24 horas se han registrado un total de 225 nuevos intentos. De ellos, ha habido dos que acumulaban grupos de entre 50 y 500 personas.

Todo hace pensar que la situación no mejora. De hecho, empeora. Y es que desde principios de 2021 los guardias han contabilizado más de 34.000 intentos de cruzar la frontera, de los que 17.5000 habrían tenido lugar este pasado octubre.

Publicidad