El presidente de México, López Obrador, lleva solo tres meses en el cargo pero sus decisiones ya han llamado varias veces la atención. Antes de pedir que el Rey Felipe Vl debería pedir disculpas por los excesos que, considera, se cometieron en la conquista, ya tomó otras decisiones polémicas.

Una de sus primeras decisiones fue subastar los aviones, helicópteros y coches oficiales blindados que usaba el anterior presidente Peña Nieto ya que dice que no los necesita.

También ha colocado a su esposa, la periodista e historiadora Beatriz Gutiérrez Müller, al frente de todos los actos de la memoria histórica.

Lo que más llama la atención ahora es que el presidente tiene raíces en España. Su abuelo José Obrador nació en Ampuero (Cantabria), Pedro Sánchez, le entregó una copia de su partida de nacimiento en su visita a México.