EL AUTOR DE LA AGRESIÓN HA SIDO ABATIDO

Daesh se atribuye el ataque contra un agente de la Policía al oeste de París

Un agente de la Policía ha muerto este lunes a última hora frente a su propia casa, en la localidad de Manganville, en el departamento de Yvenines (Isla de Francia), donde ha sido apuñalado en repetidas ocasiones.

Publicidad

Daesh ha reivindicado el ataque en el que ha muerto un agente de la Policía este lunes a última hora de la noche, tras ser apuñalado junto a su vivienda en Manganville, en el departamento de Yvelines (Isla de Francia).

"Un combatiente de Estado Islámico está detrás de la muerte por apuñalamiento de un agente de la Policía y de la mujer del agente en un suburbio de París", ha informado la agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo terrorista, según ha recogido el grupo de Inteligencia SITE.

Según medios franceses, el agresor, cuya identidad aún se desconoce, se había atrincherado en la vivienda del agente, donde también han encontrado el cadáver de una mujer, presuntamente la pareja del agente. En el lugar se encontraba también un menor de tres años, que ha salido ileso del asalto, según la cadena francesa BFMTV.

Según la misma cadena, el agente trabajaba en una comisaría de Mureaux, también en el departamento de Yvelines, y no en ningún servicio antiterrorista.

El presidente de Francia, François Hollande, ha condenado en términos enérgicos este "acto odioso" y ha presentado sus "sinceras condolencias a la familia y a los cercanos a las víctimas", además de expresar la "solidaridad de la nación".

En un comunicado difundido por Presidencia, Hollande ha agradecido también a las fuerzas policiales "que han intervenido con valentía y profesionalidad", y gracias a los cuales se ha podido neutralizar al agresor y salvar al menor.

Ante este acto, Hollande ha asegurado que la Justicia investigará las circunstancias de este "drama abdominable" para determinar la naturaleza "exacta" del ataque. El presidente tendrá una reunión para valorar la situación en el Elíseo este martes a primera hora de la mañana, mientras el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, hará lo propio con las comisarías de Mureaux y de Mantes-la-Jolie.

Publicidad