Bebé prematuro

Cumple un año el bebé más prematuro del mundo al que los médicos dieron un 0% de posibilidades de sobrevivir

Cuando nació pesaba solo 40 gramos y era tan pequeño que cabía en una sola palma de la mano.

Una bebé de 4 meses muere y su madre intenta suicidarse

Publicidad

Richard Hutchinson nació con una edad gestacional de 21 semanas y dos días, convirtiéndose así en el bebé más prematuro del mundo que ha sobrevivido. Su madre se puso de parto cuatro meses antes y los médicos le dijeron que el bebé tenía un 0% de posibilidades de sobrevivir.

"Nuestro equipo de neonatología nos dio un 0% de posibilidades de supervivencia", explican los padres a la 'CNN'. Sin embargo, el niño ha cumplido un año y ha logrado entrar en el Libro Guiness de los Récords como el bebé más prematuro del mundo que ha sobrevivido.

Richard nació 131 días antes de la fecha prevista de parto y pesaba solo 40 gramos, era tan pequeño que sus padres podían sostenerlo en una sola palma de la mano.

El niño tuvo que recibir unos cuidados muy específicos y estuvo 6 meses en la UCI de neonatos. "El día que Richard fue dado de alta de la UCIN fue un día tan especial. Recuerdo que lo levanté de su cuna y lo sostuve con lágrimas en los ojos", asegura su padre.

Posteriormente sus padres se lo llevaron a casa aunque tuvo que estar con oxígeno y una sonda para alimentarse. El pasado 5 de junio el bebé pudo celebrar su primer cumpleaños.

El niño ha superado el récord que había ostentado durante 35 años James Elgin Gill, nacido en Ottawa, Canadá, que nació con una edad gestacional de 21 semanas y 5 días el 20 de mayo de 1987.