Publicidad

Funeral duque de Edimburgo

El cuidado cortejo fúnebre y los elementos que acompañan al féretro del duque de Edimburgo

El funeral del duque de Edimburgo se celebra este sábado en un acto que fue diseñado por él mismo. El cortejo fúnebre y los objetos que acompañan al féretro están llenos de simbolismo.

Además de todo el protocolo, esta ceremonia tiene su elemento visual más llamativo en algo que ha ocurrido justo antes del funeral, que es el cortejo que ha tenido lugar a las 15:20 horas. Desde la puerta principal del castillo hasta la capilla, va a estar encabezado por un todoterreno modificado por el duque a su gusto. Su coche fúnebre va a ir escoltado por miembros de los tres ejércitos y de la familia real. Detrás, en otro coche, ha ido la reina Isabel II.

La reina se ha despedido ya del que fuera su marido durante 73 años y no va ha seguido en su totalidad al cortejo fúnebre. Quienes sí lo han hecho, y a pie, son los 4 hijos del duque de Edimburgo y 3 de sus nietos. Además, Isabel II se ha sentado sola en la Capilla de San Jorge y todos han mantenido la distancia de seguridad y llevado mascarillas.

En la Capilla de San Jorge, ha estado la familia más cercana y miembros de la familia alemana. Algo que tiene mucha importancia porque en su boda, en 1947, el duque de Edimburgo no pudo invitar a sus hermanas por el fuerte sentimiento antialemán que imperaba en el Reino Unido hacia Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Los elementos del féretro

El propio Felipe de Edimburgo se encargó de elegir todos los elementos de su funeral. El féretro ha sido cubierto por el estandarte personal del duque, una bandera que se basa en sus raíces griegas y danesas. Cada miembro de la Familia Real tiene un estandarte propio que se utiliza para marcar su presencia en actos y para izarse en la residencia en la que se encuentre. En el caso de los consortes las insignias que llevan pertenecen a la vida anterior al matrimonio o a las raíces familiares.

En este caso, su bandera se divide en cuatro cuartos: el primero representa a Dinamarca con los 3 leones pasantes y 9 corazones rojos; el segundo representa a Grecia con una cruz blanca sobre un fondo azul; el tercero hace referencia a su apellido, Mountbatten, con cinco franjas verticales en blanco y negro; y el cuarto se refiere a su título como duque de Edimburgo con castillo negro y rojo que también forma parte de las armas de la ciudad del mismo nombre.

Además, sobre el ataúd había una capa naval, una espada y una corona floral. Dentro de la capilla, también había algunos objetos personales del duque de Edimburgo como condecoraciones y su bastón de Mariscal de Campo (Field Marshal), el rango es el más alto en el Ejército británico desde 1736.

Publicidad