La profesora y monitora española Teresa Cardona falleció este sábado y otras diez jóvenes también españolas resultaron heridas en un accidente de autobús registrado en Costa de Marfil, país al que habían viajado este mismo viernes para participar en un campo de trabajo dedicado a rehabilitar una escuela y ayudar a los niños de la zona.

El siniestro se registró sobre las 20.00 horas (hora española, las 18.00 horas en Costa de Marfil) cuando volcó uno de los dos minibuses en los que parte del grupo de treinta voluntarias españolas se desplazan desde Abiyán, al Sur del país, hasta la capital Yamoussoukro.

El cuerpo de Teresa Cardona llegará a España este martes a medio día, según han confirmado fuentes de la Oficina de Información Diplomática.

El siniestro, causado "presuntamente" el pinchazo de un neumático del minibús, afectó a las trece personas que viajaban en él, entre las que se encontraba la propia Cardona y otras doce personas, diez de las cuales resultaron heridas. Los habitantes de la zona colaboraron en el rescate y avisaron a los servicios médicos, según relata el CMB, y en un primer momento las 10 heridas fueron ingresadas en un hospital dirigido por la Orden de Malta.

La fallecida, de unos 40 años, era subdirectora del colegio Canigó de Barcelona, al que estaba vinculada desde hacía "muchos años", según indicaron en fuentes del centro, que destacaron el "fuerte perfil educativo" de la mujer. Asimismo, la víctima estaba implicada también desde hace años en actividades del Colegio Mayor Bonaigua. A estos colegios pertenecían las heridas.

Estas jóvenes, de entre 16 y 20 años, presentarían heridas de "escasa consideración" según indicaron fuentes del Opus Dei, al que estaba vinculado el Colegio Mayor. A última hora de la tarde del domingo, ocho de ellas ya había recibido el alta y las otras dos, que presentaban fracturas, estaban pendientes de traslado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores informó de que las heridas fueron atendidas en un centro médico de la zona al que la Embajada española en Costa de Marfil trasladó personal para asistirlas y gestionar su traslado.

Pretendían rehabilitar una escuela

Teresa Cardona y las jóvenes heridas formaban parte de una expedición compuesta por un total de treinta voluntarias. Tres de ellas coordinadoras y las otras 27 estudiantes de Bachillerato y los primeros cursos de Universidad. El grupo había viajado este mismo viernes al país africano para participar durante las dos próximas semanas en el campo de trabajo del denominado proyecto 'AnitieKossobe', una iniciativa que consiste en rehabilitar una escuela y ayudar a los niños de la zona.

El cuerpo diplomático español está prestando apoyo a la familia de las víctimas y los centros escolares, para gestionar su repatriación. De hecho, en la mañana de este domingo partieron hacia Costa de Marfil tanto familiares de la fallecida como miembros del colegio Canigó y el centro Bonaigua. El grupo de jóvenes había mantenido un último contacto con el colegio Bonaigua apenas unas dos horas antes del siniestro, según el centro.