Calendario 2021

Publicidad

Año Nuevo

Cuál es el primer país en recibir el Año Nuevo y el último del mundo

El cambio horario provoca que los distintos países del mundo reciban el Año Nuevo en momentos diferentes. Así, la localidad de Kiribati, en Australia, será la primera en dar la bienvenida al 2021, mientras que el último país en disfrutar de las campanadas será Estados Unidos.

Una vez más llega el 31 de diciembre, el último día para despedir el año. Seguro que muchos esperan con ansia dar por finalizado un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus. Pero debido a la distribución geográfica y la diferencia horaria, algunos países lo harán antes que otros.

Los husos o zonas horarias son las culpables de hacer que cada territorio reciba el Año Nuevo en sus distintas medias noches. Como nuestro planeta gira una vez cada 24 horas sobre su mismo eje, se establecen 24 horarios diferentes en todo el mundo.

Por ello, mientras algunos territorios están disfrutando de las campanadas del 31 de diciembre, otros tendrán que esperar una, dos y hasta veinte horas más para que den las 12 de la noche y poder despedir el año.

Y curiosamente, ambos países están ubicados en el Océano Pacífico.

El primero en gritar “¡Feliz Año Nuevo!” será Kiribati, más conocida como la Isla de Navidad. Situada en el noreste de Australia, se encuentra a 232 kilómetros por encima de la línea ecuatorial, lo que le da el privilegio de tener el primer huso horario del planeta.

Por contra, con una diferencia de casi un día, Estados Unidos será el último de la cola en dar la bienvenida al Año Nuevo. Y más concretamente su isla de Hawaii, la más rezagada junto a Samoa Americana, Howland y Baker, los tres archipiélagos del Pacífico que pertenecen a este país.

Kiribati, el primer país del mundo en recibir el Año Nuevo

El posible que no te resulte tan conocida, pero la República de Kiribati es famosa por ser la primera en dar la bienvenida al Año Nuevo. El archipiélago fue descubierto el 24 de diciembre de 1777 por el capitán James Cook, que la bautizó como la Isla de Navidad. Y su nombre no podía ser más acertado.

Al estar situada a 232 kilómetros por encima de la línea ecuatorial, Kiribati concede el privilegio de disfrutar de las primeras campanadas del mundo a sus 5.000 habitantes, distribuidos entre los 388 kilómetros cuadrados que componen la isla.

La isla de Samoa, la segunda en dar la bienvenida a 2021

Pocos minutos después de sonar la última de las campanadas en Kiribati, es el turno la isla de Samoa, la segunda en dar la bienvenida al Año Nuevo.

Sin embargo, este archipiélago del Océano Pacífico lleva disfrutando de esta característica desde hace menos de 10 años. En 2011, su primer ministro decidió cambiar su huso horario para impulsar la economía del país. Gracias a ello, Samoa pasó de ser uno de los últimos territorios en despedir el fin de año, a ser uno de los primeros.

De hecho, el 30 de diciembre de 2011 no existió para los habitantes de Samoa. Como consecuencia del cambio horario, sus habitantes fueron testigos de una especie de 'salto en el tiempo', y pasaron directamente del 29 al 31 de diciembre.

Estados Unidos, último país del mundo en celebrar el fin de año

El cambio horario viene acompañado de muchas paradojas de fin de año. Cuando Kiribati y Samoa ya han disfrutado de la Nochevieja, a Estados Unidos le quedan 22 horas para contar las 12 campanadas que despedirán el 2020.

Más concretamente, y de nuevo en el Océano Pacífico, lo harán sus islas de Hawaii, Howland y Baker, e irónicamente la Samoa Americana, hermana de la primera en recibir el Año Nuevo junto a Kiribati.

Esta última es una isla independiente ubicada en el Pacífico Sur. Pero al pertenecer al Gobierno de Estados Unidos, su franja horaria se rige por el huso americano, lo que la convierte en una de las últimas en despedir un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus.

Publicidad