Reino Unido

La crisis del combustible en Reino Unido sigue sin resolverse y algunos sanitarios no llegan a tiempo a su trabajo

A causa de la crisis del combustible que vive Reino Unido, algunos sanitarios manifiestan que no llegan a tiempo a su trabajo y tampoco a las llamadas de emergencia. Además, la falta de trabajadores se está notando en el desabastecimiento en supermercados y restaurantes.

Publicidad

En Reino Unido la crisis del combustible sigue sin resolverse y la situación ha llegado a tal punto que algunos sanitarios manifiestan que no pueden llegar a tiempo a su trabajo ni a acudir a las llamadas de emergencia. También, un grupo de enfermeras señalan que sienten pánico de camino a su trabajo, ya que se tienen que debatir entre parar a hacer cola para rellenar el combustible o acudir a una emergencia por miedo a quedarse sin gasolina a medio camino.

Faltan transportistas y trabajadores

Durante los últimos días conducir se ha vuelto en un lujo para los británicos, las colas son inmensas y eso también se ha notado en el transporte público como el Uber, ya que un trayecto que antes costaba 10 libras ahora cuesta 30. María, una joven española que reside en Reino Unido, señala que ha preferido no coger el coche para guardar lo que le queda de gasolina.

Por su parte, el Gobierno ha movilizado sus reservas de gasolina, pero siguen faltando alrededor de 100.000 transportistas, ya que a causa del Brexit "las condiciones para los transportistas no son atractivas y no se puede tener al ejército movilizado permanentemente, en algún momento esto va a ir a peor", señala Alberto, otro ciudadano español que trabaja en Reino Unido. No solo faltan transportistas, sino también cerca de 2 millones de trabajadores.

Desabastecimiento en supermercados, restaurantes y granjas

A causa de la falta de trabajadores, el desabastecimiento también se empieza a notar en los supermercados, restaurantes y granjas. Además, preocupa el fin de año, a pesar de que Boris Johnson asegura: "Tenemos todos los preparativos necesarios para Navidad". Por ello, han anunciado 5.000 visados más para la industria cárnica.

Aunque el primer ministro asegura que la crisis del combustible se está resolviendo, el sector prevé que durará, al menos, un mes. Además, los 5.000 nuevos visados que propone el Gobierno para camioneros comunitarios parece que no convencen. Un transportista polaco señala: "No gracias ministro, no creo que nadie quiera reubicarse solo tres meses para ayudar a los británicos a arreglar su Navidad".

Publicidad