El coronavirus no se transmitiría por el aire según la OMS

Publicidad

Coronavirus

El coronavirus se puede contagiar en interiores en cinco minutos y a seis metros de distancia, según un estudio

El teléfono móvil del contagiado que se analizó indicó que, sin haber tenido contacto con las otras personas, estas se contagiaron en tan solo cinco minutos y con seis metros de distancia entre ambos.

Un reciente estudio publicado en la revista de Corea del Sur 'Journal Of Korean Medical Science' ha dado a conocer los resultados de una investigación llevada a cabo por el doctor surcoreano Lee Ju-hyung, en donde ha podido demostrar que en espacios cerrados como bares y restaurantes, el coronavirus se puede transmitir entre personas en al menos 5 minutos y con hasta 6 metros de distancia.

Lo curioso del estudio es que el propio doctor lo ha realizado en los últimos meses en las ocasiones en las que salía a cenar a algún restaurante, a donde se llevaba consigo un pequeño anemómetro, donde podía comprobar el flujo del aire del local.

Junto con un equipo, Ju-hyung recreó las condiciones de un restaurante en Corea del Sur en el que los comensales se infectaron de coronavirus después de que un joven estudiante portador del virus, estuviese en el local sólo cinco minutos y a más de seis metros de distancia de la persona que portaba el virus, llegando a la conclusión de que "las distancias entre el contagiador y las personas infectadas, fueron más largas que el rango de transmisión de gotas de 2 metros generalmente aceptado”, han señalado los autores del estudio.

Los datos del móvil del joven estudiante revelaron que tuvo un breve contacto con otro positivo de coronavirus de una ciudad y provincia completamente diferente. Se trataba de una vendedora que había visitado Jeonju, donde su única conexión fue en un restaurante durante solo cinco minutos.

En una entrevista al diario estadounidense 'The Angeles Times', Lee Ju-hyung indicó que "a pesar de estar sentado muy lejos, el flujo de aire bajó por la pared y creó un valle de viento, por lo que las personas que estaban en esa línea se infectaron".

Las imágenes de vigilancia mostraron que la pareja nunca habló ni tocó los mismos cubiertos, vajilla o cualquier otra superficie, pero el movimiento de un dispositivo de iluminación indicó que una unidad de aire acondicionado había estado encendida en ese momento.

Publicidad