El fin del califato del Estado Islámico en Siria llega a su fin con estas oleadas de evacuaciones de los últimos civiles que quedan en territorio del ISIS. Unas 25.000 personas han salido en las últimas semanas de la aldea de Baghuz, el último bastión del Estado Islámico en el país. Los desplazados se dirigen hacia el campo de Al Houl.

Los combatientes del grupo terrorista se han dispersado hacia el desierto de Dabiya, desde donde atacan a las regiones controladas por las Fuerzas Democráticas Sirias. La terrible guerra azota el país desde 2011 y se ha llevado a más de 360.000 vidas y ha provocado la marcha de millones de refugiados.

Te podría interesar...

Mueren cuatros soldados estadounidenses en un atentado suicida en Siria

Cientos de civiles abandonan el último bastión del Estado Islámico en Siria

Rescatan a dos hermanos atrapados en un pozo en Siria