Imagen no disponible

Publicidad

UNA PRÁCTICA COMÚN

Condenan a prisión a una pareja británica por denunciar una falsa intoxicación durante sus vacaciones en Mallorca

La pareja denunció a un operador turístico alegando que sus vacaciones fueron arruinadas porque estaban enfermos, pero tras investigar lo ocurrido, descubrieron que la pareja colgó fotografías de sus vacaciones asegurando que habían pasado dos semanas de "risas, puestas de sol y diversión".

AFP | Madrid
| 14.10.2017 19:55

Una pareja británica ha sido condenada a prisión por exigir una indemnización a un operador turístico alegando una falsa intoxicación alimentaria durante sus vacaciones, una práctica que se ha generalizado en los últimos años.

Un tribunal de Liverpool condenó a Deborah Briton, de 53 años, y a su pareja Paul Robert, de 43 años, a 9 y 15 meses de prisión, respectivamente, después de haber reconocido los actos por los que una empresa de viaje había presentado una denuncia.

La pareja había reclamado inicialmente una indemnización de unos 22.500 euros por supuestos problemas estomacales que afectaron a ellos y a sus dos hijos durante sus vacaciones en Mallorca en los años 2015 y 2016.

El juez subrayó la codicia de la pareja, que en las redes sociales publicaron fotografías sobre sus vacaciones. En las imágenes de sus vacaciones de 2015 la pareja decía que había llegado a casa tras dos semanas de risas, puestas de sol y diversión, mientras que en 2016 explicaban que habían tenido unas estupendas vacaciones.

Pero en agosto de 2016, un mes después de volver de vacaciones, contactaron con un abogado que envió una carta de denuncia al operador turístico alegando que las vacaciones de sus clientes habían sido "arruinadas porque estaban enfermos".

El juez ha subrayado que "aquellos que en el futuro se sientan tentados de hacer afirmaciones deshonestas inventando enfermedades durante sus vacaciones deberían esperar sentencias de prisión", en referencia a los múltiples casos similares que se han dado en Reino Unido.

Publicidad