Estados Unidos

Condenado a 28 años de prisión por dejar morir a su hija de 19 meses en el incendio de su coche

Un hombre de Carolina del Sur ha sido condenado a 28 años de prisión por dejar morir a su hija de poco más de un año en el incendio de su vehículo.

Condenado a 28 años de prisión por dejar morir a su hija de 19 meses en el incendio de su coche

Publicidad

Un hombre de Carolina del Sur ha sido condenado a 28 años de cárcel por dejar morir a su hija de su coche en llamas. El hombre abandonó el vehículo y huyó tras una persecución policial.

Los hechos ocurrieron en abril de 2019. Los agentes de Policía quisieron detener a un conductor que circulaba con exceso de velocidad. Sin embargo, en lugar de pararse el hombre se subió a la mediana para dirigirse a una carretera interestatal, lo que dio lugar a una persecución policial.

Según un comunicado de la Oficina del Procurador del Condado de Spartanburg, ya durante la persecución el coche lanzaba gran cantidad de humo. Cuando los agentes consiguieron que parara en el carril derecho, el hombre saltó del vehículo incendiado y huyó dejando a su hija en la silla de retención infantil.

La pequeña falleció a causa de las quemaduras y por intoxicación de monóxido de carbono. El hombre declaró ante la juez que cuando huyó no sabía que el coche estaba en llamas y que al dejar a su hija pensaba que los agentes la rescatarían.

"Me habría quedado en el coche con mi hija. Nunca habría salido de él mientras estaba en llamas. Vi que salían chispas de debajo de los neumáticos cuando intenté parar y no pude hacerlo en ese momento. No sé por qué, lo que pasó con el coche fue que no pude parar. Solo sé que el coche no estaba en llamas cuando salí", fue la declaración que recogió la juez en el auto.

Según la abogada defensora ha relatado a la 'CNN', su cliente es una persona "inteligente y reflexiva y está destrozado". "Por alguna razón, decidió asumir la responsabilidad de lo ocurrido" sin llegar a juicio. Finalmente, el conductor y padre de la menor se declaró culpable de homicidio por maltrato infantil, de no detenerse cuando fue requerido por la Policía y posesión de múltiples drogas con intención de distribuirlas.

Publicidad