Guerra en Ucrania

¿Cómo se enviarán los tanques a Ucrania? El operativo que marcará el rumbo de la guerra

La idea es trasladarlos hasta los frentes desde la retaguardia. Estos tanques podrían marcar la diferencia en la guerra entre Rusia y Ucrania.

Publicidad

Dentro de la inmensa complejidad de la situación en torno al envío de tanques a Ucrania, la decisión política de entregarlos era la parte sencilla. Tras el acuerdo entre Estados Unidos y Alemania, ahora viene lo verdaderamente difícil: conseguir que los tres tipos de carro de combate prometidos a Zelenski se desplieguen de manera efectiva.

El envío de los tanques a Ucrania, más complicado de lo que parece

La idea es trasladarlos hasta los frentes desde la retaguardia, poniendo solución a los problemas que plantee el terreno, y así apoyar a los ucranianos con unos efectivos que podrían marcar la diferencia en su guerra con Rusia. "Le daría a Ucrania la posibilidad de plantearse el cómo romper las líneas de defensa", explica Jesús Núñez, presidente del Instituto de Estudios sobre Conflictos.

Sin embargo, si el proceso de entrega va a ser costoso, también lo será el de adiestramiento. Por un lado, ya existen ciertas dudas acerca de si los carros de combate llegaran a Ucrania antes de la primavera. Además, una vez lleguen, harán falta varias semanas para enseñar a los soldados el funcionamiento de los tanques Leopard y Abrams.

"Nuestro tanque (el Abrams M1) es, en realidad, un sistema de armas complejo y difícil de mantener", ha señalado Pat Ryder, general de Brigada y portavoz del Pentágono. Precisamente, el tema del mantenimiento ha sido el motivo principal de la negativa estadounidense, durante todo este tiempo, a enviar los tanques. Sin embargo, el pacto con Alemania giró las tornas.

Putin asegura que acabará con ellos

Por su parte, la llegada de los carros de combate también se verá dificultada por Putin, quien ha asegurado que tratará de que ningún blindado llegue al frente. No obstante, esa promesa no es nada fácil de llevar a cabo, ya que atacarlos fuera de Ucrania implicaría desencadenar un conflicto mundial.

Por tanto, la única opción es eliminarlos dentro del país gobernado por Zelenski. En los trenes de transporte, los tanques son un blanco fácil, pero la aviación rusa se ha mostrado muy poco efectiva en los más de 11 meses que llevamos de guerra.

Sin embargo, Rusia se muestra muy confiada. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha afirmado que esos tanques "arderán, como todos los demás. Solo que cuestan mucho, y todo esto caerá sobre los hombros de los contribuyentes europeos".

Mientras tanto, el líder ucraniano insiste en que cuantos más blindados lleguen, mejor. "Muchas palabras y promesas, pero lo importante es ver la realidad", ha expresado, "no son 5, ni 10, ni 15 tanques. La necesidad es mucho mayor". Estos efectivos podrían marcar la diferencia de cara a una eventual victoria de Ucrania, que en los últimos días ha visto cómo Rusia ha tomado Soledar.

Publicidad