Esta primera jornada de la sesión plenaria, que apenas ha durado quince minutos, se han visto varias protestas por diferentes motivos. Nada más comenzar la sesión con una interpretación del Himno de la Alegría por un cuarteto de viento, los 29 eurodiputados del Partido del Brexit de Nigel Farage han dado la espalda al hemiciclo mientras otros se mantuvieron sentados en sus escaños. Una gran mayoría se mantuvo en pie.

Los que están a favor de un segundo referéndum, también se presentaron en la primera sesión del Parlamento vistiendo camisetas amarillas idénticas a «Bollocks to Brexit» («Que le den al Brexit»).

También hemos visto al eurodiputado del Sinn Féin Matt Carthy, simpatizante del movimiento independentista. tomar la palabra para solicitar la intervención de la Eurocámara en defensa de la ausencia en el pleno de los líderes independentistas catalanes Carles Puigdemont y Toni Comín. Algunos eurodiputados han sacado carteles con la cara de Puigdemont.

Mientras fuera del edificio, unos 4 mil independentistas se concentraban frente a la sede con banderas independentistas, así como banderas europeas, y pancartas en las que se podían leer mensajes como "Cataluña libre" o "Los queremos en casa".