Los expertos en arañas han alertado de la presencia de una de las arañas más mortíferas del mundo en Nueva Gales del Sur (Australia). El arácnido, bautizado como 'Colossus', mide 7,8 cm y su veneno es capaz de matar a un humano en apenas 15 minutos.

Dan Rumsey, miembro del Australian Reptile Park, cuenta que los colmillos de Colossus miden 8 mm, son más largos que los de una serpiente marrón oriental. "Sus colmillos están diseñados para atravesar las conchas de los invertebrados, pero eso hace que les sea más fácil inyectar su veneno a los humanos", ha asegurado en declaraciones recogidas por Daily Mail.

El experto señala que el reciente clima húmedo ha llevado a las arañas macho a salir en busca de una compañera "para aparearse". En general, morirán en el proceso: "las hembras los matan durante el apareamiento y les chupan los nutrientes ".

"Alentamos a las personas a que recojan las redes de embudo y las traigan ya que dependemos de su veneno para fabricar antídoto, pero hacemos hincapié en un enfoque de 'no intervención' en el que mantienen una distancia de 20 cm entre la mano y la araña", insta. "Pedimos a los niños a que no intenten capturarlos ya que la mayoría de las víctimas mortales han sido menores y corren un riesgo mucho mayor con las arañas", ha señalado el experto.