Publicidad

Estados Unidos

Muere un policía atropellado en el ataque al Capitolio de Estados Unidos; el conductor ha sido abatido por los agentes

Un conductor embistió a dos oficiales de la Policía del Capitolio. El atacante murió abatido por la policía y uno de los agentes también ha fallecido por el atropello.

El policía William Evans ha muerto atropellado en un ataque al Capitolio de Estados Unidos en Washington. El conductor del vehículo embistió a dos agentes antes de ser abatido por los agentes. Los dos agentes y el atacante fueron trasladados al hospital de urgencia tras el suceso y después se confirmaron los decesos. La Policía del Capitolio descarta por ahora que el ataque esté relacionado con terrorismo.

Yogananda Pittman, jefa interino de la Policía del Capitolio de EE.UU., ha arrojado luz sobre los hechos: El sospechoso salió del vehículo tras el impacto con la barrera blandiendo un cuchillo, momento en el que los agentes dispararon contra él, ha confirmado Pittman.

"Salió del vehículo con un cuchillo en la mano. Nuestros oficiales se enfrentaron al sospechoso. No respondió a nuestras órdenes. Comenzó a arremeter contra los oficiales de la Policía del Capitolio, momento en el que dispararon contra él", ha explicado.

Los dos policías heridos, uno de ellos por arma blanca, fueron llevados de inmediato al hospital. El asaltante, que se encontraba consciente tras ser disparado, falleció también cuando fue trasladado. "Este ha sido un momento extremadamente difícil para la Policía del Capitolio de Estados Unidos, después de los eventos del 6 de enero", ha expresado Pittman.

Se trata del segundo policía del Capitolio que fallece en los últimos meses, después de la muerte del oficial Brian Sicknick, días después del asalto al Capitolio el 6 de enero por las heridas sufridas cuando estaba de servicio.

Descartan que sea un atentado "terrorista"

Por su parte, el jefe interino del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, ha descartado por el momento de que se trata de un atentando "terrorista".

Tras el suceso el Capitolio ha sido cerrado y se ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad en las inmediaciones del edificio, cuyas calles de alrededor han sido cortados al tráfico. La Guardia Nacional estadounidense ha puesto a disposición de las autoridades locales a unos 2.300 de sus efectivos.

Asalto al Capitolio el 6 de enero

Con motivo de las vacaciones de primavera, la gran parte de los congresistas estadounidenses no se encontraban dentro de las instalaciones. La presidenta de la Cámara de representantes, Nancy Pelosi, ya ha ordenado izar las banderas del Capitolio a media asta tras la muerte del agente del Capitolio, ha informado su jefe de personal, Drew Hammill.

El Capitolio se encuentra fuertemente blindado desde el asalto del 6 de enero por una turba de seguidores del expresidente Donald Trump que dejó cinco muertos, aunque hace dos semanas se habían retirado parcialmente algunas de las vallas de seguridad.

Publicidad