Cientos de médicos de Quebec, en Canadá, han firmado un manifiesto en el que rechazan las subidas de sueldo que se han pactado con el gobierno. Consideran que ya cobran suficiente y que ese dinero se debería invertir en mejorar el sistema de sanidad pública. "Nosotros, los médicos de Quebec que creemos en un sistema público sólido, nos oponemos a los recientes aumentos salariales negociados por las federaciones sindicales", reza el manifiesto.

Unos 700 médicos (213 de medicina general, 184 especialistas, 149 residentes y 162 estudiantes) han firmado una carta abierta en la que muestran su disconformidad y su malestar, según recoge la CBC.

Asimismo, consideran que el dinero debería usarse para mejorar los medios y también para subir los salarios de otro profesionales de la salud que tienen unos sueldos más bajos que los doctores y sufren peores condiciones laborales.