chino atrapado en India durante 50 años

Publicidad

LE ENTREGARON AL EJÉRCITO INDIO

Un chino logra regresar a su país tras permanecer más de 50 años 'atrapado' en la India

Wang Qi es un hombre que ha permanecido atrapado en la India desde enero de 1963. Ha sido este año cuando, después de largos años de espera, ha conseguido volver a su tierra y reunirse con su familia.

antena3.com / Agencias | Madrid
| 11.02.2017 18:46

Un hombre de procedencia china llamado Wang Qi ha podido reunirse con su familia después de estar más de 50 años alejado de ella. Wang voló en la noche del viernes a Pekín y el sábado hasta la ciudad de Xian (centro de China), cerca de su pueblo natal, y fue recibido entre lágrimas por sus hermanos.

Allí, sus antiguos vecinos prepararon pancartas de bienvenida en las que podía leerse "bienvenido soldado, ha sido un largo viaje".

El liberado se encargaba de construir carreteras para el ejército chino en 1963 cuando decidió salir del campamento y dar un paseo, en ese momento se desvió y solicitó ayuda a un vehículo de la Cruz Roja que le entregó al ejército de la India.

El inspector del ejército explica que estuvo siete años en diferentes cárceles, hasta que en 1969 el tribunal ordenó su puesta en libertad.

Posteriormente, al no disponer de los documentos necesarios para poder salir de la India, la policía le llevó a Tirod, un pueblo del estado central indio de Madhya Pradesh. Allí empezó a trabajar en un molino de harina y conoció a su mujer, con la que formó una familia.

Durante todos esos años Wang Qi y su familia vivían en un estado de pobreza absoluta, según informa la BBC.

"Por fin estoy en casa", señaló al llegar un emocionado Wang, quien comenzó su forzado exilio en 1963, un año después de la guerra chino-india, cuando formaba parte de un destacamento cercano a la conflictiva frontera entre los dos países.

Durante las pasadas décadas, Wang no ha dejado de escribir a sus familiares en Xuezhainan expresando su nostalgia de la tierra natal y sus deseos de poder volver algún día a ella, más aún cuando su madre falleció en 2006 sin que él pudiera verla en más de 40 años. En 2013 logró nuevamente pasaporte chino, aunque aún no el permiso de las autoridades indias para que él y su familia pudieran salir del país.

El soldado y sus hijos han podido viajar gracias a la ayuda que recibieron del Ministerio de Asuntos Exteriores y la Embajada de China que le aseguraron toda la ayuda posible para que pudiese volver a pisar el territorio chino.

Además, para que el señor Wang disfrutara al máximo del rencuentro con su tierra antes de emprender el viaje, algunos funcionarios chinos le llevaron junto a sus hijos de compras por Delhi.

Se da la circunstancia además de que Wang ha podido regresar a China coincidiendo con el Festival de la Linterna (primera luna llena del año chino), una de las celebraciones más importantes del calendario oriental, y en la que se suelen reunir las familias, a semejanza de las Navidades occidentales.

El conflicto que enfrentó a China y la India hace cinco décadas duró un mes, concluyó con la victoria del régimen maoísta y derivó en una rivalidad entre los dos gigantes asiáticos, alimentada por el apoyo chino a Pakistán.

Publicidad