La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha recordado a los responsable del Open Arms que el Gobierno español ha ofrecido todas las soluciones a su alcance para facilitar el desembarco de los ocupantes de la embarcación.

Para Carmen Calvo "no es fácil entender que estos migrantes que están una situación muy difícil y tienen garantizada una travesía a puertos que están preparados para ellos" no acepten la oferta de España. "Hemos ofrecido el puerto más cercano, no podemos llevar nuestros puertos a Italia", ha insistido Calvo en una entrevista en la Cadena Ser en la que ha preguntado "qué le queda" al Gobierno español.

Según la vicepresidenta del Gobierno, el buque con bandera española tuvo también oportunidad de poder atracar en Malta, algo que tampoco aceptó. "Esa solución estaba ahí y estuvimos trabajando todo el tiempo porque el gobierno de Malta siempre dijo que no se quedaba con los migrantes, sino que se hiciera el reparto en el que participaba Francia, Alemania, Rumanía, Luxemburgo, y España".

Sin embargo, según Calvo, el Open Arms decidió ir a Italia "con el pronunciamiento judicial de que le dejaban entrar en aguas italianas, pero no aclaraba si podía desembarcar, que es a lo que se ha acogido Salvini".

El Gobierno reprocha al Open Arms que no le aclare cuáles son sus necesidades

El Gobierno ha reprochado a los responsables del Open Arms que hasta el momento no le hayan dado "una contestación clara y directa" sobre cuáles son sus necesidades y las del pasaje para navegar hacia España "de forma segura". De esta forma se han pronunciado fuentes del Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez después de que el Open Arms haya hecho público un comunicado en el que, entre otras cosas, se refiere a un posible acuerdo entre España e Italia para que el barco se traslade de Lampedusa a Mallorca para desembarcar a los 107 inmigrantes que lleva a bordo desde hace 18 días.

Las citadas fuentes gubernamentales han desmentido "la existencia de ningún supuesto acuerdo con Italia, al que alude de manera confusa la propia ONG en su comunicado" y han asegurado que "lo único cierto es que el Gobierno ha ofrecido al Open Arms poder dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta y que el ejecutivo italiano está incumpliendo la ley al impedir el desembarco".

Desde el Open Arms aseguran estar "desbordados"

El fundador de la ONG Open Arms, Óscar Camps, afirma que están "desbordados" en el barco en el que se encuentran frente a la isla italiana de Lampedusa y en el que llevan 107 inmigrantes a bordo, después de que este sábado desembarcaran 27 menores.

 

Así lo ha asegurado Camps en Twitter en un último mensaje en el que también explica que tras 18 días del rescate de los inmigrantes, "aún tenemos casos médicos en la cubierta". "Espero comprendan la dificultad de gestionar esta crítica situación", añadió.