El cardenal, responsable de Finanzas del Vaticano y exasesor del Papa Francisco, ha sido condenado culpable por cinco delitos de abusos sexuales infantiles, de los cuales se declaraba inocente. Según el veredicto, durante su mandato como arzobispo en los años 90, violó a un menor de 13 años y abusó sexualmente de otro adolescente. Los cinco cargos de los que se le acusa suman un total de 10 años de cárcel. El cardenal será sentenciado a principios de marzo.

George Pell llegó a ser el tercer hombre más poderoso del catolicismo y fue uno de los asesores cercados del Papa Francisco. Eso le convierte en el clérigo católico más importante del mundo en ser condenado por delitos sexuales contra niños.

El Papa Francisco retiró a Pell de su grupo de asesores el pasado diciembre. El jurado ha mostrado en audiencia pública en Melbourne una grabación de una entrevista que la Policía de Australia mantuvo con Pell en Roma en octubre de 2016, en la que negó los delitos de los que se le acusaba. También se ha mostrado al jurado un vídeo del testimonio de una víctima a puerta cerrada.

El veredicto se ha hecho público tras el cierre de la cumbre contra la pederastia en el Vaticano. La Iglesia católica trata de lidiar con una creciente crisis de abuso sexual infantil, después de los escándalos en Estados Unidos, Chile, Alemania y Australia. El Papa Francisco terminó la conferencia sobre abuso sexual pidiendo una "batalla total" contra un crimen que debería ser "borrado de la faz de la tierra".