Eutanasia

Cancelan la eutanasia a una mujer con ELA en Colombia horas antes de que se la practicaran

La mujer fue diagosticada con ELA y durante este tiempo su calidad de vida ha empeorado notablemente. A pesar de que es legal desde 1997, no se comenzó a ejercer ese derecho hasta 2015 y los procedimientos aún enfrentan barreras.

Foto de archivo de un paciente de avanzada edad

Agencias Foto de archivo de un paciente de avanzada edad

Publicidad

La Corte Constitucional de Colombia autorizó este año la eutanasia para pacientes con enfermedades no terminales. Sin embargo, un centró médico de Medellín canceló este sábado la eutanasia a una mujer esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

El Instituto Colombiano del Dolor (Incodol), que iba a hacer el procedimiento, señaló en un comunicado que decidió cancelar el procedimiento al "contar con un concepto actualizado del estado de salud y evolución de la paciente" con el que "se define que no se cumple con el criterio de terminalidad como se había considerado".

El caso de esta mujer conmocionó Colombia y se iba a convertir en la primera persona en recibir este procedimiento. Desde que fue diagnosticada, la mujer empezó a perder fuerza en las piernas y cada vez se le hizo más difícil caminar distancias largas, lo que empeoró su calidad de vida.

El fallo de julio de la Corte, que modifica el "homicidio por piedad" del Código Penal y que antes incurría a penas de hasta 54 meses de prisión, anula ese primer requisito de que la persona que lo solicite padezca una enfermedad terminal, y lo hace motivado por las barreras que aún persisten en el país para ejercer este derecho.

En el país tan solo se han realizado 94 procedimientos de eutanasia desde abril de 2015 hasta el 8 de mayo de 2020, según el Ministerio de Salud, que cuenta los casos desde que se permitió el procedimiento, 18 años después de que en 1997 la Corte Constitucional consagrara la muerte digna como un derecho fundamental. La mayoría de estos procedimientos se realizaron en Bogotá o en el departamento de Antioquia, y casi nueve de cada diez fueron a personas con diagnóstico relacionado con el cáncer.

Publicidad