CAMPAÑA 'INDIO NO ES UN DISFRAZ'

Una campaña que invita a no usar disfraces de indígenas desata la polémica en los carnavales de Brasil

Las opiniones se han dividido entre quienes se aferran a la idea que utilizar el disfraz es una falta de respeto y quienes consideran que, por ser parte de una tradición cultural, pueden usarlo como homenaje.

Carnaval en Brasil

Publicidad

La campaña 'indio no es disfraz' promovida en Brasil por la artista indígena Katú Mirim en un vídeo en las redes sociales para que durante el carnaval no se utilicen vestimentas alusivas a los nativos, desata una polémica sobre lo que es considerado o no "políticamente correcto". Las opiniones se han dividido entre quienes se aferran a la idea que utilizar el disfraz es una falta de respeto y quienes consideran que, por ser parte de una tradición cultural, pueden usarlo como homenaje.

La polémica ganó fuerza este viernes, día en que comenzó oficialmente el carnaval en todo Brasil, que se extenderá hasta el martes en un período en que miles de personas acostumbran salir disfrazadas a la calle para disfrutar de las comparsas. Para la artista, utilizar los trajes sagrados de los indígenas y su maquillaje es una falta de respeto hacia ellos como personas. Hablar de disfraz es hablar de "fantasía, ficción, algo que no existe" las personas existen y por lo tanto "no son disfraces", dijo la artista en su vídeo.

"Eso es racismo. Los indígenas existen, resisten y tenemos cultura"

"Eso es racismo. Los indígenas existen, resisten y tenemos cultura", añadió. El vídeo de la campaña ha sido visto por al menos 1,8 millones de personas y en Twitter el hashtag #Indionaoefantasia se volvió tendencia. En la red social, algunos opinaron que la campaña es una "mordaza" a la libre expresión. "Exageración pura! Lo políticamente correcto es una mordaza a la libertad de pensamiento y expresión", publicó una tuitera, mientras otra señaló que la "cultura existe para ser compartida".

Pero fueron más lo que se unieron al llamamiento de la artista: "Quieres saltar en el carnaval, pues salta pero con respeto", señala uno de los comentarios. La decisión de grabar el vídeo se produjo después de que la artista vio en una zona comercial del centro de Sao Pablo vitrinas repletas de disfraces alusivos a indígenas.

"Las vitrinas de las tiendas estaban llenas de tocados de plumas y aquella escena quedó en mi cabeza, para mí fue como ver a mis antepasados", relató la artista. Tras la polémica generada por si disfrazarse de indio es políticamente correcto o no, las redes sociales ganaron otras campañas en que también se insinúa lo mismo para disfraces que hacen alusiones a japoneses, homosexuales y gitanos, entre otras minorías.

Publicidad