Las cámaras de seguridad captaron la llegada al hotel de uno de los terroristas implicados en los ataques del Domingo de Resurrección en Sri Lanka, justo la noche antes de la masacre.

El autor llega a recepción con una mochila en la espalda, la mochila donde llevaba los explosivos, y sin levantar sospechas se registra en el hotel y se dirige a su habitación. A la mañana siguiente, en la hora del desayuno, hizo explotar la bomba, llevándose la vida de algunas de las 253 víctimas de la cadena de atentados.

Estado Islámico asumió la autoría de la masacre. La policía ha identificado un piso franco en el que se ocultaban supuestos integrantes de la organización terrorista. Han encontrado una bandera del grupo terrorista, además de abundante munición y componentes de explosivos.

En la misma zona, la policía ha asaltado una vivienda donde se escondían supuestos terroristas. En la operación han muerto al menos 16 personas, entre ellas, seis niños. Las autoridades aseguran que uno de ellos hizo estallar una bomba que llevaba adherida al cuerpo. El gobierno de Sri Lanka ha decidido mantener hasta nuevo aviso el toque de queda en la región donde se realizan las redadas.

También te puede interesar...

Multitudinaria despedida a los jóvenes gallegos asesinados en los atentados de Sri Lanka

Así fue momento en que dos terroristas de Sri Lanka entran en una cafetería llena de personas y hacen estallar sus mochilas