El acontecimiento más inmediato después de que el Parlamento Británico rechazara el Acuerdo de Retirada es la votación del próximo 13 de marzo. El Parlamento decidirá si Londres pide a Bruselas que se retrase la fecha de salida, para irse después del 29 de marzo.

Tan solo dos meses después, el 26 de mayo, se celebran las elecciones europeas. La intención de Theresa May es irse antes, pero hoy la primera ministra llena las portadas de los periódicos europeos precisamente por su mala gestión del calendario. La oposición pide ya elecciones.

El pasado martes no era la primera vez que la primera ministra británica se dejaba la voz defendido sus ideas, ni tampoco será la última con el calendario que le espera.

Te podría interesar...