PARA LA DEFENSA PERSONAL

Cada vez más europeos compran armas por la creciente sensación de inseguridad

El flujo de refugiados procedentes de Oriente Próximo, sumado a los ataques terroristas que han tenido lugar en Francia, Bélgica y Alemania, han provocado un aumento de la tensión entre los ciudadanos europeos, que ya no se sienten tan seguros como antes.

La venta de armas se dispara en Austria por el miedo a un posible ataque terrorista

Publicidad

PARA LA DEFENSA PERSONAL

Cada vez más europeos compran armas por la creciente sensación de inseguridad

El flujo de refugiados procedentes de Oriente Próximo, sumado a los ataques terroristas que han tenido lugar en Francia, Bélgica y Alemania, han provocado un aumento de la tensión entre los ciudadanos europeos, que ya no se sienten tan seguros como antes.

Como consecuencia de los últimos ataques terroristas que han tenido lugar en Europa, cada vez son más los europeos que compran armas o dispositivos de defensa personal, lo que refleja lo mucho que ha aumentado la sensación de inseguridad en los últimos meses.

Los vendedores de armas atribuyen el crecimiento de las ventas al masivo aumento de inmigrantes y refugiados en los dos últimos años. El flujo de inmigrantes procedentes de Oriente Próximo, sumado a los ataques terroristas que han tenido lugar en Francia, Bélgica y Alemania, han provocado un aumento de la tensión entre los ciudadanos europeos, que ya no se sienten tan seguros como antes.

Hay muchos motivos por los cuales un civil puede poseer armas, y en muchas ocasiones no tienen nada que ver con la defensa personal o con un sentimiento de inseguridad. En muchos países de Europa, los civiles pueden comprar armas para cazar o para practicar tiro como deporte.

No se cuenta con ningún tipo de estadísticas ni datos a nivel europeo que puedan determinar con precisión el aumento de la compra de armas dentro del territorio europeo. No obstante, las solicitudes para conseguir un permiso de armas no hacen más que crecer en países como Suiza, Austria y República Checa.

En República Checa, el número de personas con permiso de armas ha pasado de 6.000 a casi 300.000 en sólo cinco meses. A diferencia de la mayoría de las autoridades europeas, que han hecho un llamamiento a la calma, el presidente checo, Milos Zeman, hizo unas declaraciones a favor de la posesión de armas.

"Los ciudadanos deberían poder tener armas", dijo Zeman, en referencia a un ataque que tuvo lugar en la ciudad alemana de Múnich, en el que murieron nueve personas acuchilladas por un joven refugiado de 18 años con problemas mentales. "Sólo así podrán actuar en contra de estos terroristas", añadió en la cadena de televisión checa TV Nova.

En Alemania, por otro lado, aunque no ha aumentado la compra de armas letales, cada vez son más los alemanes que compran dispositivos de defensa con el objetivo de espantar a posibles atacantes, como pistolas de fogueo o spray pimienta. Sólo durante la primera mitad de este año, las ventas de este tipo de dispositivos han crecido un 50%.

Publicidad