'Brexit'

Bruselas toma nota de la petición de prórroga del 'brexit' mientras continúa el proceso de ratificación del acuerdo

Desde la Unión Europea, además de pedir a Johnson que aclare sus intenciones, han anunciado una ronda de consultas con todos los líderes para saber qué postura común adoptan frente a este último movimiento.

En resumen
  • La cuestión se encuentra a la espera de que Donald Tusk consulte con las capitales de los países miembros

Publicidad

Los países miembros de la Unión Europea han tomado nota este domingo de la carta enviada por el primer ministro británico, Boris Johnson, para solicitar la prórroga del Brexit hasta el 31 de enero de 2020, pero no han analizado la cuestión a la espera de que el presidente del Consejo, Donald Tusk, consulte con las capitales, mientras continúa el proceso europeo de ratificación del acuerdo.

Así lo han concluido en una reunión de embajadores de los 27 prevista con anterioridad para hacer balance del proceso del 'brexit' y que ha concluido en apenas 15 minutos.

"No se ha discutido sobre la prórroga", recalcan desde la UE, y los embajadores se han limitado a acordar que se lancen los procedimientos escritos necesarios para que continúe el proceso de ratificación del acuerdo negociado por Johnson con Bruselas.

Tras el visto bueno de los líderes europeos el pasado jueves a los cambios pactados entre Bruselas y Londres para intentar salvar el Tratado de Retirada, el acuerdo necesita aún del lado europeo que los estados miembros lo adopten formalmente y que el pleno de la Eurocámara dé también su aprobación.

La Eurocámara está preparada para cumplir su tarea en el pleno que iniciará este lunes en Estrasburgo, lo que permitiría celebrar la votación el jueves para su ratificación, pero este proceso ha quedado en suspenso a la espera de ver qué sucede en Londres.

La ratificación del acuerdo por parte de la Cámara de los Comunes también es necesaria para que pueda entrar en vigor a tiempo para el Brexit el próximo 31 de octubre, pero una enmienda aprobada el sábado lo paralizó porque exige preparar legislación previa.

Esto obligó a Johnson a enviar la pasada medianoche la petición formal a la Unión Europea para un tercer aplazamiento de la salida de Reino Unido, con el objetivo de evitar una ruptura traumática por la falta de acuerdo.

El 'premier' dejó claro a Tusk que no desea esta prórroga y que apuesta por el 'brexit' en su fecha prevista, pero que remite la solicitud forzado por una decisión de Westminster.

Tusk, por su parte, confirmó la recepción de la misiva y la dio por buena aún no estando firmada, por lo que esta semana iniciará las consultas con los jefes de Estado y de Gobierno de la UE para decidir cómo proceder.

Publicidad