57.002500

Publicidad

Coronavirus

Bruselas recomienda continuar con las restricciones en Navidad y no prohibir los desplazamientos entre los países de la UE

La comisaria de Salud de la Unión Europea (UE) ha recordado que no podemos permitir que la Navidad se convierta en eventos de superpropagación en esta segunda ola del coronavirus.

La Comisión Europea (CE) cree que no hay que prohibir los desplazamientos dentro de la Unión Europea estas navidades. Este miércoles han aprobado un paquete con ésta y otras recomendaciones.

También ha alertado del peligro de la retirada temprana de las restricciones durante la segunda ola del coronavirus e indicaba que estas medidas deben perdurar aún para hacer frente a la pandemia.

La Agencia Europea para la Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDE) han lanzado una serie de recomendaciones donde piden que no se obligue a hacer cuarentena ni test de coronavirus a quienes viajen entre zonas de situación epidemiológica similar dentro de la UE.

"Las personas que viajan durante la pandemia de COVID-19 no deben considerarse automáticamente de alto riesgo de propagación de la infección a menos que hayan estado en contacto conocido con un caso positivo confirmado, según las nuevas directrices europeas para viajes aéreos", indicaban en un comunicado la CE.

La comunitaria de Salud, Stella Kyriakides, ha señalado, por su parte, contra los peligros de acelerar el desconfinamiento de cara a las Navidades. "Las festividades de fin de año serán diferentes. Esto es inevitable. Este año, salvar vidas debe ser lo primero. No queremos cancelar la Navidad, queremos que sea seguro para todos", indicó.

Kyriakides afirmó que "no nos podemos permitir que las fiestas de Navidad y fin de año se conviertan en eventos de superpropagación".

La comisaria no ha dado una fecha sobre la entrada de la vacuna del coronavirus en Europa, aunque esperan que "a inicios del próximo año los países puedan estar vacunando".

La responsable comunitaria de salud agregó que "la situación actual es seria, delicada y precaria", pese a que la mayoría de países europeos parecen estar doblegando la curva de contagios, y subrayó que "cada 17 segundos una persona muere por COVID-19 en Europa".

"Si no tenemos cuidado, si no nos contenemos y tenemos autodisciplina, si nos relajamos demasiado pronto (...) tendremos más casos, más hospitalizaciones y más muertes. Este fue el caso en julio y lo es ahora. Pero esta vez tenemos la oportunidad de hacer las cosas de forma diferente", ha indicado.

Publicidad