PRESENTACIÓN DE JUNCKER

Bruselas abre el debate sobre si hay que profundizar o limitar el proyecto europeo

Europa busca su camino "sin el Reino Unido". El presidente de la Comisión Europea ha presentado su plan para después del 'brexit', un futuro inmediato que los socios empiezan a discutir "formalmente" ya este mes.

Publicidad

La Comisión Europea (CE) abrió el debate sobre el tipo de Unión Europea que los Estados miembros quieren en un futuro a Veintisiete, y planteó cinco posibles "escenarios", que abarcan desde mantener el "status quo" a limitar la cooperación entre los países, o avanzar hacia una Europa federal.

El Ejecutivo comunitario presentó un libro blanco sobre el futuro de Europa, que pretende iniciar la reflexión sobre la Unión tras la salida del Reino Unido, un documento que los líderes europeos abordarán en la cumbre de Roma del próximo 25 de marzo, con motivo del 60 aniversario de la Unión.

Esa cita "no simplemente será el aniversario, sino que será el nacimiento de la UE a 27", servirá para "pasar página", dijo ante el pleno del Parlamento Europeo (PE) el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, quien subrayó que ahora toca "buscar respuestas" a la cuestión antigua de hacia dónde se dirige la UE.

Haciendo un esfuerzo de "claridad" para que el mensaje cale en los ciudadanos, la CE propone cinco posibles "vías" y analiza lo que cada una de ellas implicaría en la práctica para 2025. La primera opción pasa por continuar como ahora, algo que pese a que supone seguir "dando resultados concretos", la CE considera "difícil" de aplicar, ya que conlleva "una lucha constante", según fuentes comunitarias.

Con este escenario, "la unidad de la UE a 27 (sin el Reino Unido) queda preservada, pero puede seguir poniéndose a prueba en el caso de grandes disputas", advierte el documento. La segunda opción consiste en reducir el proyecto europeo al "mercado único", ante la imposibilidad de llegar a acuerdos para avanzar en otras áreas políticas como la inmigración, la seguridad o la defensa.

En este caso, la toma de decisiones "puede ser más fácil de entender, pero la capacidad de actuar de manera colectiva será limitada", advierte el texto, que añade que esto puede "aumentar la brecha entre las expectativas (ciudadanas) y los resultados a todos los niveles".

El tercer escenario pretende permitir que los países que desean avanzar en común en ciertas áreas, como la justicia o la seguridad, puedan hacerlo, es decir, en un modelo de UE a distintas velocidades. Ello haría posible "preservar la unidad de la UE a 27, pero a la vez permitiendo mayor cooperación entre los interesados", lo que reduciría la brecha entre expectativas y resultados en los países que quieren y eligen hacer más juntos.

La cuarta posibilidad consiste en "hacer menos, de manera más eficiente", centrándose en los ámbitos donde la Unión puede aportar mayor valor añadido, una opción que plantea dudas sobre por ejemplo el tipo que áreas que quedarían fuera, indicaron fuentes comunitarias.

Por último, se plantea el escenario federalista, que apuesta por "hacer más juntos", lo que permitiría tomar decisiones más rápidas. Juncker no se pronunciará en favor de ninguna de las opciones hasta su discurso sobre el Estado de la Unión el próximo septiembre, según fuentes comunitarias, que indicaron que el objetivo es que la UE emita sus primeras conclusiones al respecto en el Consejo Europeo del próximo diciembre.

Publicidad