Una ambulancia de Reino Unido

Publicidad

EL ATACANTE, CONDENADO A PRISIÓN PERMANENTE

Un británico muere por una herida de arma blanca después de que le pusieran en espera al llamar a emergencias

"Sabemos que esperar ayuda puede ser angustioso y enviamos un mensaje automático a las personas que llaman para asegurarles que su llamada será contestada si permanecen en la línea", defendieron durante el juicio desde el servicio de emergencias.

antena3,com | Madrid
| 16.12.2017 19:52

Paul Millea murió el 17 de junio después de que Hillip Daniels le apuñalara por pensar que tenía una aventura con su novia embarazada, Kayleigh Maylor. En el juicio, que se ha celebrado en Reino Unido, el joven de 26 años ha asegurado que atacó al que era padre de dos hijos en defensa propia, aunque el británico ha sido declarado culpable de asesinato.

Sin embargo, no se sabe si el hombre de 36 años, que fue abandonado tras recibir la puñalada, habría sobrevivido de haber recibido la atención adecuada. Según recoge 'Metro' tras el juicio, Millea llamó al 999, el teléfono de emergencias, a las 23:10 y la ayuda médica no llegó hasta las 23:50. Sin embargo, desde NWAS, el sistema de ambulancias del noroeste, afirmaron que la llamada se realizó a las 23.30 y el paramédico llegó en un vehículo de respuesta rápida en ocho minutos. En cualquier caso, mientras el hombre pedía ayuda telefónicamente, saltó el mensaje automático de "manténgase en línea, por favor".

"Manténgase en línea, por favor"

El portavoz de NWAS defendió que la llamada fue clasificada con la categoría uno, es decir, la más alta, y un total de cinco médicos atendieron al paciente. "Sabemos que esperar ayuda puede ser angustioso, por lo que cuando nuestra línea telefónica de emergencia está especialmente ocupada, enviamos un mensaje automático a las personas que llaman para asegurarles que su llamada será contestada si permanecen en línea", explicó el portavoz. La ambulancia llegó al hospital siete minutos después de la medianoche y murió a las 1:30 de la madrugada.

Daniels ha sido condenado a prisión permanente, mientras que su hermana, Kimberley Daniels, quien admitió haberle ayudado, no irá a prisión, aunque ha sido suspendida durante doce meses.

Publicidad