Publicidad

Coronavirus Brasil

Jair Bolsonaro asegura que "todo pasará" cuando Brasil supera por primera vez las 3.000 muertes por Covid en un día

Brasil, uno de los países más golpeados por la pandemia, supera por primera vez las 3.000 muertes por coronavirus en un solo día. Su presidente, Jair Bolsonaro, parece mirar desde otro lado la gravedad de la situación y mantiene sus actitudes negacionistas frente al virus.

En resumen

Brasil registra un dramático récord. Por primera vez desde que se inició la pandemia del coronavirus, el país ha notificado más de 3.000 muertes en un solo día por la enfermedad (3.251), lo que eleva la cifra de víctimas mortales a 298.676. Su presidente, Jair Bolsonaro, asegura que "todo esto pasará" y mantiene sus actitudes negacionistas frente al virus.

Esta cifra de fallecimientos por COVID-19, registrada el pasado martes, supone una media de 15,5 muertes por millón de habitantes en un día en Brasil. Preocupa especialmente Sao Paulo, que contabilizó 1.201 fallecimientos en las últimas 24 horas, muy lejos de su anterior récord, el 16 de marzo, con 679.

En esa misma jornada se registraron también 82.493 contagios de COVID-19, lo que convierte a Brasil en el país con más fallecidos y casos de la última semana y el segundo en el mundo desde el inicio de la pandemia, únicamente por detrás de Estados Unidos.

Este agravamiento de la situación confirma que la segunda ola del coronavirus en el país está siendo mucho más letal que la primera, en parte también por la aparición de nuevas mutaciones del virus, que llegan a multiplicar por 10 la capacidad de transmisión de la enfermedad.

Desbordamiento de los hospitales

Al repunte de contagios y la dramática cifra de fallecidos se suma también la preocupación en los hospitales brasileños. Están al borde del colapso sanitario, ya que en 25 de los 27 estados del país, la tasa de ocupación de las camas UCI supera el 80%, lo que provoca a su vez la escasez de la medicina necesaria para intubar a los pacientes y del oxígeno para los enfermos.

Este escenario ha obligado a las autoridades de las diferentes regiones del país a restringir la movilidad de la ciudadanía, con el fin de contener el avance del coronavirus y reducir la presión hospitalaria.

Las reacciones negacionistas de su presidente

Mientras, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, pide calma a la ciudadanía y advierte que esto "pronto pasará". Considera que "nuestra vida debe continuar, los trabajos deben mantenerse" y también "el sustento de las familias", por lo que no aplicará restricciones más severas.

"En mi caso, debido a mi historial de atletismo, estar infectado con el virus no me preocuparía", concluía Bolsonaro.

Si quieres saber cómo avanza la vacunación en el mundo, España o en tu comunidad, lo puedes hacer a través de la herramienta CuentaVacunas de Antena 3.

Publicidad