120.00

Publicidad

Reino Unido

Boris Johnson permanece en el hospital asistido con oxígeno al no recuperarse del contagio por coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, se encuentra ingresado en un hospital al persistir la fiebre alta diez días después de haber dado positivo por coronavirus. Su pareja, embarazada, también está guardando cama.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha sido ingresado en un hospital como medida de "precaución" ante los "síntomas persistentes" provocados por el coronavirus, anunció un portavoz de Downing Sreet. Johnson, de 55 años, informó de que había dado positivo por el nuevo coronavirus el pasado día 27 de marzo y ha permanecido aislado desde entonces en su residencia oficial en Londres. El primer ministro, de 55 años, está sien do asistido con oxígeno, según varios diarios británicos.

"Bajo las recomendaciones de su médico, el primer ministro ha ingresado en un hospital para que se realicen pruebas", indicó el portavoz oficial del jefe de Gobierno en un comunicado. "Esta es una medida de precaución, dado que el primer ministro continúa teniendo síntomas persistentes de coronavirus diez días después de haber dado positivo", agrega esa nota. Downing Street, que hasta ahora ha mantenido que Johnson había desarrollado "síntomas leves", subraya que no se trata de un ingreso de "emergencia" y que el primer ministro muestra, entre otros síntomas "temperatura alta". El comunicado recalca además que Johnson se mantiene a cargo del Gobierno y en contacto con sus ministros y altos funcionarios. "El primer ministro agradece a los trabajadores del NHS (sistema de salud público) su increíblemente duro trabajo y urge a los ciudadanos a continuar cumpliendo las recomendaciones del Gobierno de permanecer en casa, proteger el NHS y salvar vidas", señala el comunicado de Downing Sreet.

A la espera de los resultados

Ante su ausencia, el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, se hará cargo de atender los asuntos del Gobierno y presidir la reunión de emergencia del Ejecutivo sobre el COVID-19. El ministro de Vivienda y Comunidades, Robert Jenrick, dijo que Johnson "está a cargo del Gobierno" y confía en que "pronto" pueda volver a casa. "Pasó la noche en el hospital y por supuesto que le deseamos todo lo mejor y esperamos que, como resultado de estas pruebas, pueda volver a Downing Street lo antes posible", señaló Jenrick a la BBC. "Ha estado trabajando muy duro, liderando al Gobierno y estando al tanto (de los asuntos). Eso va a continuar, pero obviamente, hoy está en el hospital haciéndose pruebas pero se le mantendrá informado sobre lo que sucede", añadió. No obstante, Jenrick no descartó la posibilidad de que el primer ministro tenga que permanecer más días en el hospital aunque se espera que vuelva "pronto" al "número 10" de Downing Street.

Su pareja también

La pareja del primer ministro, Carrie Symonds, embarazada del primer hijo de ambos, ha informado por su parte de que ha pasado una semana en la cama con síntomas compatibles con el nuevo coronavirus, si bien no ha llegado a someterse a una prueba diagnóstica. En el Reino Unido se han registrado hasta ahora 4.903 muertos por COVID-19, tras un aumento de 621 víctimas mortales comunicado este domingo, y los contagios totales confirmados son 47.806, tras 195.524 test realizados.

Rectificación

Boris Johnson comenzó quitando importancia a la pandemia del coronavirus y después decidió una estrategia contraria a la del resto de Europa, anteponiendo la economía a la salud de la población, optando por dejar que la enfermedad circulara para crear inmunidad, una hipótesis que no se ha comprobado como certera. Mientras el resto de países confinaban a la población y cerraban fronteras, el Gobierno británico permitió que todo siguiera con normalidad. Más tarde admitió la gravedad de la situación y cambió de política. Poco después se supo que estaba contagiado. La reina Isabel II ha difundido un mensaje a la nación, llamando a la unidad.

Publicidad