Donald Trump ha recibido este martes al presidente brasileño de extrema derecha Jair Bolsonaro en la Casa Blanca. Después de reunirse en privado con el presidente norteamericano, Bolsonaro no quiso responder cuando le preguntaron sobre su apoyo ante una hipotética intervención militar de Estados Unidos en Venezuela.

Su homólogo norteamericano declaró en nombre de los dos que "todas las opciones están sobre la mesa" cuando le preguntaron si quería que Brasil se implicase en la hipotética intervención. Con esto, remarcó la opción de endurecer las sanciones a Venezuela para presionar a Nicolás Maduro.

Cuando en una rueda de prensa posterior le preguntaron a Bolsonaro por la postura que tomaría Brasil en tal caso, respondió que se trata de "una cuestión de estrategia" y que "de algunas posibilidades no se habla en público", justificando que algunos temas corren el riesgo de dejar de ser estratégicos se habla sobre ello. Sin embargo, en febrero el vicepresidente brasileño Hamilton Mourao dijo que "la opción militar nunca fue una opción" para su gobierno.

Trump aprovechó la rueda de prensa para para pedir a los militares venezolanos que "detengan su apoyo a Maduro que realmente no es nada más que una marioneta de Cuba" si quieren que "su pueblo finalmente sea libre".

También te puede interesar...

Las similitudes de Trump y Bolsonaro: del "Brasil por encima de todo" al "American First"