El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, rebatió este viernes las críticas recibidas tras defender el trabajo infantil y acusó a la izquierda de atacarle por creer que las nuevas generaciones deben ser "educadas para desarrollar la cultura del trabajo" desde una edad temprana.

"La izquierda me está atacando por defender que nuestros hijos sean educados para desarrollar la cultura del trabajo desde temprano. Si yo estuviese defendiendo la sexualización y el uso de las drogas, estarían idolatrándome. ¡Esa es la verdad!", subrayó el mandatario en Twitter.

El ultraderechista, de 63 años, salió al paso tras relatar la víspera en una transmisión en vivo en Facebook su experiencia personal de niño en una hacienda del interior de Sao Paulo, de donde es procedente su familia.

El presidente contó que con nueve años conducía tractores en la hacienda, araba la tierra, pescaba y realizaba disparos en medios de la arboleda "sin problemas". "Cuando un chico de nueve o diez años está trabajando siempre hay un montón de personas que dicen que eso es trabajo esclavo, trabajo infantil... pero cuando ven a un menor fumando una piedra de crack nadie dice nada", agregó.

Bolsonaro insistió en que el trabajo infantil "no dificulta la vida de nadie", pero aclaró que no tiene previsto presentar ningún proyecto de ley para relajar las normas porque sería "masacrado" por la opinión pública. Actualmente, las leyes brasileñas impiden trabajar a menores de 14 años.

En su transmisión en directo, que realiza todos los jueves, el mandatario consideró también que hay un exceso de derechos que no están ayudando a la juventud brasileña y expresó su nostalgia por el tiempo en el que "había más deberes que derechos". "Hoy en día hay tanto derecho, tanta protección que tenemos una parte considerable de la juventud que no está en la línea correcta", sostuvo.

A pesar de que ha moderado levemente su discurso desde que llegó al poder, Bolsonaro reúne un historial de declaraciones polémicas y en los últimos meses como presidente ha protagonizado diversos episodios controvertidos. Uno de los más sonados fue el pasado mes de marzo, cuando publicó un vídeo obsceno en Twitter para criticar los excesos del Carnaval y a continuación preguntó a los internautas el significado de "lluvia dorada".