Miles de manifestantes en Europa y Latinoamérica encabezaron sendas protestas, frente a las embajadas de Brasil en esos países, contra el Gobierno que encabeza Jair Bolsonaro y que enfrenta una crisis internacional por los incendios forestales que azotan la Amazonía brasileña.

En Madrid, centenares de manifestantes pidieron la dimisión de Bolsonaro en una protesta convocada por los grupos Extinction Rebellion España (XR) y Fridays For Future (FFF) frente a la embajada de Brasil en España.

"Estamos reclamando al Gobierno de Brasil que tome medidas para apagar el incendio, que lleva más de dos semanas" dijo Alejandro Martínez, miembro de FFF, quien agregó que están buscando "que se produzca una presión internacional para que Brasil tome medidas" para proteger la selva del Amazonas, que aporta el 20 % del oxígeno del mundo y se considera uno de los "pulmones del planeta".

En París, más de un centenar de personas se concentró frente a la legación de Brasil en Francia para protestar por los incendios en la Amazonía y contra las políticas medioambientales de Bolsonaro. Los participantes de la concentración alzaron carteles con mensajes como "Bolsonaro pirómano", "Cambien el sistema, no el clima" y "Quemen Amazon, no la Amazonía".

Asimismo, en al menos una decena de grandes ciudades brasileñas pedían que "Quemen a Bolsonaro y no la Amazonía", en protestas convocadas por las redes sociales contra los incendios forestales que destruyen la Amazonía.

Las protestas, la mayor de las cuales se realizó en Sao Paulo con cerca de 3.000 participantes, defendieron la preservación de la mayor selva tropical del mundo y fueron especialmente críticas con el presidente brasileño, que en una primera reacción a los incendios le atribuyó la culpa a las organizaciones no gubernamentales.

En Caracas, por su parte, una veintena de activistas protestó frente a la embajada del gigante suramericano para exigir que sean sofocadas las llamas que calcinan desde hace días la Amazonía y denunciar que esa selva, de la que Venezuela también tiene una porción, está siendo afectada por la minería. "Hemos llegado a un momento extremo, sumamente peligroso para la especie humana en el planeta. Pronto vamos a ver las consecuencias (...) hay que atacar el incendio lo más pronto posible", dijo ante periodistas el profesor universitario Francisco Velasco en nombre de las organizaciones que se manifestaron frente a la sede diplomática.

En México, poco más de 100 personas con pancartas, gritos y algunos adornos florales en su ropa o en sus cabellos clamaron contra Jair Bolsonaro, al que gritaron "fascista" y "ecocida" en varias ocasiones por su actitud con esta zona natural que muchos llaman el pulmón del planeta. "Brasil, México te escucha, ambientalistas al pie de lucha" o "Que muera el ecocidio capitalista, que viva la revolución ambientalista", fueron algunos de los cánticos con los que los jóvenes elevaron la voz.

En Quito, varios cientos de personas se manifestaron frente a la embajada de Brasil con la consigna de que "estamos en plena emergencia climática, y el Gobierno irresponsable de Jair Bolsonaro lleva más de 20 días sin apagar el incendio en el Amazonas", según dijo Daniel Villamar, portavoz del movimiento 'Rebelión o Extinción Ecuador'.

Bolsonaro anuncia que enviará tropas del Ejército para combatir los incendios en el Amazonas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha firmado este viernes un decreto para autorizar el envío de tropas del Ejército para ayudar a combatir los incendios en el Amazonas, según ha informado el diario brasileño 'O Globo'.

Según el decreto, que entrará en vigor este sábado hasta el próximo 24 de septiembre, los militares deberán participar en "acciones preventivas y represivas contra los delitos ambientales" y actuar en coordinación con las agencias de seguridad pública locales.

Hasta el momento se desconoce el número de miembros del Ejército que participarán en las labores de extinción. El ministro de Defensa brasileño, Fernando Azevedo e Silva, deberá asignar ahora los recursos disponibles y los comandos que serán responsables en la operación.

Bolsonaro ha asegurado más tarde que su Gobierno es muy consciente de la situación y que luchará contra el "crimen ambiental" igual que lo hace con los delitos comunes. También ha recalcado que la difusión de "información falsa" sobre la situación en el norte del país "no ayuda a resolver" el problema.

Por su parte, el jefe de las Fuerzas Armadas de Brasil, Edson Leal Pujol, ha indicado que sus soldados están preparados para defender el Amazonas, aunque sus palabras parecieron referirse más a otras amenazas aparte de los incendios. "Que no se equivoquen los incautos que insisten en salvaguardar los propósitos de la Amazonia brasileña; los soldados estarán siempre alerta y vigilantes, listos para defender y repeler cualquier tipo de amenaza", ha afirmado el militar en un acto de Brasilia, según ha recogido la agencia Reuters.

Según datos del Instituto de Investigación Espacial de Brasil (INPE) en lo que va de año los incendios han aumentado un 83% respecto al mismo periodo de 2018. En 2019 esta agencia estatal ha registrado 72.843 incendios, el número más alto desde que se alcanzó el anterior récord en 2013. Entre el 15 y el 20 de agosto, los satélites contabilizaron 9.500.