El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es conocido por su declaraciones polémicas. La última, cuando un periodista le ha preguntado sobre si era posible conciliar el "crecimiento y preservación del medioambiente".

El presidente, conocido por negar el cambio climático ha afirmado: "Basta con comer un poco menos. Me habla de contaminación medioambiental. Basta con hacer caca un día de cada dos, eso sería mejor para todo el mundo".

Este viernes también hizo unas declaraciones polémicas al asegurar que las personas con más cultura tienen menos hijos al abogar por una política de planificación familiar. Tras apostar por la adopción de una política de planificación familiar, señalando que 70 millones de personas nacen en el mundo por año, Bolsonaro ha señalado que su caso --es padre de cinco hijos-- es la "excepción que confirma la regla".