Guerra en Ucrania

Biden pide a Rusia que reanude las exportaciones y Ucrania denuncia un nuevo ataque masivo con drones

La suspensión del acuerdo para las exportaciones de cereal ucraniano por parte de Rusia sigue cosechando reacciones, pero el Kremlin permanece impasible.

Publicidad

La guerra en Ucrania vive unos momentos de tensión. A las amenazas nucleares por parte de Rusia se ha sumado ahora la suspensión, por parte de Vladimir Putin, del acuerdo para la exportación de grano ucraniano. Algo que está coleccionando las reacciones de países y organismos que solicitan que revierta la decisión, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Biden ha acusado a Rusia de crear cualquier tipo de argumento para justificar sus decisiones, después de que el Kremlin dijera que la suspensión del acuerdo se debe al "ataque terrorista" de Ucrania contra la Flote del Mar Negro en Sebastopol.

Biden insiste a Rusia que reanude el acuerdo

"Rusia siempre busca un pretexto para justificar que hace algo terrible porque 'Occidente les obliga'", ha dicho el mandatario estadounidense, añadiendo que "es un acuerdo de Naciones Unidas y no hay nada más que hablar".

Estados Unidos reclama a Rusia que respete el acuerdo pactado para exportar cereal ucraniano que había alcanzado con la ONU. "La Unión Europea insta a Rusia a que revierta su decisión", escribía Josep Borrell, en su cuenta de Twitter, pero Moscú asegura que la decisión es firme.

"Cualquier acto de Rusia para interrumpir estas exportaciones críticas de grano es esencialmente una declaración de que las personas y las familias de todo el mundo deberían pagar más por los alimentos o pasar hambre", ha dicho el secretario de Estados Unidos, Antony Blinken.

Ucrania denuncia un ataque masivo con drones

Sin embargo, el Kremlin no se ha quedado allí, sino que ha redoblado los ataques en Ucrania. El país liderado por Volodimir Zelenski asegura que, en las últimas horas, ha sufrido un ataque masivo ruso con drones contra sus infraestructuras civiles, especialmente contra el sistema eléctrico, lo que está dejando sin suministro a millones de personas.

Esta podría ser la respuesta rusa al ataque ucraniano contra la Flota del Mar Negro, un ataque que Rusia considera que fue llevado a cabo con asistencia de Reino Unido. Por ahora, no parece estar dispuesto a dar marcha atrás en su retirada unilateral del acuerdo internacional que permitía exportar grano ucraniano a través del puerto de Odesa.

Publicidad