63.999833

Publicidad

Coronavirus

Bélgica alarga las vacaciones escolares y decreta un semiconfinamiento para afrontar la segunda ola de coronavirus

Bélgica es el país, junto a Chequia, con una incidencia más alta de coronavirus en esta segunda ola en Europa. Para atajar la situación, que puede colapsar el sistema sanitario en los próximos días, impondrá a partir del próximo lunes el cierre de todos los comercios "no esenciales" y prorrogará las vacaciones escolares de otoño.

Bélgica ha anunciado este viernes que a partir del lunes se impondrá a partir del próximo lunes el cierre de todos los comercios "no esenciales" y, además, se prorrogarán las vacaciones escolares de una a dos semanas y se impone el teletrabajo siempre que sea posible tras conocerse que los datos de nuevos contagios en esta segunda ola de coronavirus no paran de subir. De hecho, según su primer ministro, Alexander de Croo, esta medida es imprescindible para intentar frenar el colapso del sistema sanitario. El problema al que se enfrenta este país se puede ver en las cifras de la última semana, ya que en solo siete días se han sumado 100.000 nuevos contagios y hay 2.000 pacientes en cuidados intensivos.

La decisión ha sido tomada conjuntamente entre las autoridades federales, regionales y municipales tras una reunión que ha durado más de cinco horas y que ha concluido con un endurecimiento de las medidas de contención contra la pandemia. Sin embargo, tal y como pedían algunos sectores, no se prohíben los desplazamientos de personas, aunque sí que se "desaconsejan".

Estas medidas se suman al toque de queda que ya se aplica de 22:00 a 06:00 en las regiones de Valonia y Bruselas y de dos horas menos en Flandes. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre en España, al no haberse limitado los movimientos, los belgas sí que podrán moverse de una parte a otra del país justo el domingo en el que comienzan las tradicionales vacaciones de otoño.

Todas las restricciones en Bélgica

Las medidas anunciadas este viernes se suman al cierre de restaurantes, bares y cafés, que se aplica desde hace dos semanas en todo el país. El cierre de las tiendas se mantendrá al menos hasta el 1 de diciembre, fecha en la que se revisará la situación.

"Es un esfuerzo a largo plazo, las reglas se aplicarán durante un periodo de mes y medio a partir de la noche del domingo al lunes. Son medidas especialmente drásticas y dolorosas, pero es el resultado de una larga reflexión, basada en hechos y datos. Son las medidas de la última oportunidad", ha asegurado el primer ministro.

Publicidad