20.010500

Publicidad

Coronavirus

Bélgica aconseja cuarentena a los ciudadanos que regresan de Cataluña

Si las personas que llegan a Bélgica han estado en la provincia de Lleida, las autoridades les piden que limiten los contactos y que se hagan un test de coronavirus. Así, España pasa de verde a ámbar en el semáforo que han diseñado para indicar el riesgo de contagio en los distintos países del mundo.

El confinamiento de la comarcal del Segrià y sus más de 210.000 vecinos por los rebrotes de Lleida ha provocado las primeras reacciones internacionales, en este caso desde Bélgica.

El país ha modificado el semáforo de recomendaciones de viajes turísticos y no esenciales a países extranjeros, pasando la seguridad de viajar a España de verde a naranja, según ha informado el Servicio de Asuntos Exteriores belga.

Pasar de verde a naranja significa que de "viajes posibles" sin más, ahora esos desplazamientos son ahora "posibles bajo reserva de cuarentena, un test (de coronavirus) u otras condiciones", según indica directamente la página web de Exteriores.

Por su parte, la ministra de Salud belga, Maggie de Block, también se ha dirigido a los compatriotas que se encuentran ahora mismo en Lleida para recomendarles que limiten sus contactos y se hagan el test de coronavirus cuando pisen territorio nacional.

De momento, sin embargo, Bélgica no ha enviado ninguna notificación ni alerta sobre los viajeros que lleguen desde Galicia.

Cierre perimetral

Ambos confinamientos masivos son los primeros desde el fin del estado de alarma. Afectan a 200.000 habitantes de la comarca leridana del Segrià y a otras 70.000 personas en A Mariña, en Lugo. El cierre perimetral es la estrategia elegida por la Generalitat y la Xunta para cortar la transmisión del virus.

Muchos de los afectados se lo toman con resignación pero señalan que estas medidas trastocan sus planes, al igual que ocurre con el sector de la hostelería tanto en Galicia como en Cataluña, que no saben cómo se desarrollará la situación.

Publicidad