Bebé supera el coronavirus y un transplante de hígado

Publicidad

Coronavirus

Un bebé de un año sobrevive al coronavirus y a un transplante de hígado en Estados Unidos

El bebé, Kasen Donerlson, tenía menos de un año. Le diagnosticaron una enfermedad llamada atresia biliar que afecta al hígado, por lo que necesitaba un transplante. En el camino se contagió de coronavirus.

En resumen
  • Se contagió de coronavirus mientras esperaba un transplante

Kasen Donerlson, un bebé de un año, ha sobrevivido al coronavirus y a un transplante de hígado en dos meses en Estados Unidos. El niño nació en el pasado mes de enero de 2020.

Los médicos le diagnosticaron atresia biliar, ya que el niño no cogía peso. Esta enfermedad afecta al hígado, cuando los conductores biliares no funcionan correctamente.

Meses después se indicó que necesitaba un hígado nuevo para poder sobrevivir. Mientras esperaba el transplante, en noviembre del pasado año 2020, Kasen Donerlson se contagió de coronavirus.

Este nuevo contratiempo obligó al pequeño a esperar al transplante de hígado. El niño tenía fiebre muy alta debido al contagio por coronavirus. Sin embargo, dejó de tener fiebre y consiguió superar el virus.

Días después, el 2 de enero, la familia de Kasen Donerlson consiguió un donante perfecto para operarse. Por ello, decidieron trasladarse hasta Pensilvania para operarle. El NYPost indica que estuvieron durante nueve horas operándolo en el UPMC Children's Hospital.

Permanece ingresado

Todavía permanece ingresado en el hospital debido al transplante de hígado. Sin embargo, mejora poco a poco. Kasen Donerlson se ha convertido en el bebé que consiguió superar el coronavirus, mientras esperaba la llegada de un hígado para ser transplantado por el suyo.

Estados Unidos supera los 23 millones de casos por coronavirus y los 384.000 fallecidos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. El país es el más golpeado en el mundo con la pandemia del coronavirus. Esta semana registró su cifra récord de fallecidos con más de 4.000.

Publicidad