Una bebé recién nacida ha sido encontrada con vida en una zona boscosa de Georgia, Estados Unidos.

La pequeña todavía tenía el cordón umbilical cuando los agentes abrieron la bolsa de plástico en la que la habían abandonado. Tras ser rescatada la pequeña rompió a llorar.

Fue una familia de la zona la que avisó a la policía al escuchar los llantos. La pequeña se encuentra bien de salud y ahora los agentes buscan a sus padres.